JUEVES, 22 DE MARZO DE 2007
Liquidez global

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Manuel Suárez Mier







“La pregunta respecto a la enorme marea de liquidez que inunda a los mercados del mundo entero es si también tendremos la razón quienes creemos que no es una situación sostenible, o si, cómo afirman algunos, cambió el paradigma.”


En los últimos años se ha dado un fenómeno por demás peculiar al que se le califica como un exceso de liquidez a nivel mundial y al que se le atribuyen cambios radicales en el paradigma que por años había caracterizado a las relaciones económicas internacionales.

 

Las principales características de lo que está ocurriendo, son las siguientes:

 

·         Un déficit en cuenta corriente de Estados Unidos que el año pasado llegó a 860 mil millones de dólares, apreciablemente más que todo lo producido por nuestro país en ese mismo lapso. Este notable desequilibrio creció en 8.2% respecto a 2005, representó el 6.5% de su PIB y aunque más recientemente muestra signos de desaceleración, no parece que vaya a revertirse pronto. El último año en el que EU tuvo superávit en su cuenta corriente, fue 1975.

 

·         La contrapartida de este enorme y creciente desequilibrio está dada por un superávit en la cuenta de capitales, lo que significa que EU se endeuda en forma importante con el resto del mundo. El monto neto de la deuda externa de EU se aproxima ya a los 3 billones de dólares (trillion en inglés).

 

·         Las principales entidades que han acumulado esta deuda, en su mayor parte en forma de bonos del Tesoro de EU, son los bancos centrales del resto del mundo, con el de China a la cabeza. Sus reservas oficiales son 1.1 billones de dólares. Esta acumulación de reservas es generalizada, sin embargo, como lo acredita su nivel record en los bancos centrales de los principales países latinoamericanos.

 

·         Otra manifestación de la liquidez que fluye hacia los “mercados emergentes” tras mayores rendimientos de los que pueden encontrarse en los países desarrollados, son el creciente número de inversionistas internacionales que invierten en cartera –acciones y bonos por igual- y en moneda local en tales mercados.

 

La sabiduría económica convencional llevaría a concluir que esta situación no es sustentable indefinidamente y que los desequilibrios gigantescos y crecientes que están detrás del exceso de liquidez global, tendrían que corregirse ya sea paulatina o abruptamente.

 

Quienes llevamos ya buen rato pronosticando su corrección súbita, sonamos demasiado como los refugiados españoles en México que desde su llegada a nuestro país, a partir de 1939, empezaron a vociferar “¡este año cae Franco!,” lo que no ocurrió sino hasta su muerte en 1975.

 

Sin embargo, los escasos sobrevivientes que proclamaron en éste último año que caería el generalísimo, tuvieron razón, aunque fuera por una sola vez. La pregunta respecto a la enorme marea de liquidez que inunda a los mercados del mundo entero es si también tendremos la razón quienes creemos que no es una situación sostenible, o si, cómo afirman algunos, cambió el paradigma.

 

En próximas entregas habré de explorar este asunto fascinante y los argumentos de quienes proclaman que la sabiduría económica convencional ha muerto, y celebran el advenimiento de una “nueva economía.”

• Liquidez global

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus