MARTES, 10 DE ABRIL DE 2007
Petróleo en el Golfo de ?

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“Lo que resulta completamente absurdo es que un país como Cuba tenga la flexibilidad necesaria para no sólo permitir sino buscar activamente la asociación con empresas extranjeras para explotar su petróleo, mientras que México mantiene el nacionalista dogma de impedirlo”


Un estimado lector me hizo una atinada observación sobre mi Aquelarre Económico del pasado miércoles –“Fidel, ecología y hambre”- referente a los motivos del dictador cubano para oponerse al desarrollo de una política energética a partir del etanol, como han propuesto los presidentes de Brasil y EU.

 

Además de proteger los intereses de su cofrade Hugo Chávez, cuya creciente influencia en Latinoamérica se sustenta exclusivamente en la riqueza petrolera de Venezuela y en los elevados niveles que han alcanzado sus precios en años recientes, está también protegiendo sus propios intereses en esta materia.

 

Al desaparecer la URSS el gobierno de Fidel emprendió una política petrolera mucho más flexible que la de nuestro país, lo que le ha permitido ubicar ricos yacimientos en la zona económica exclusiva de Cuba en el Golfo de México, que tiene una extensión de 110 mil kilómetros cuadrados.

 

Desde hace más de tres lustros las autoridades dividieron esta zona en 59 bloques que dieron en concesión a empresas extranjeras para buscar petróleo. Hasta el momento, compañías petroleras de Brasil, Canadá, China, España, India, Malasia, Noruega y Venezuela están dedicadas a esa labor.

 

Se han identificado reservas por cerca de 5 mil millones de barriles en yacimientos profundos, cuya explotación no podría emprender CubaPetróleo (Cupet) sin asociarse con quienes cuentan con la tecnología necesaria para explorar los lechos marinos a profundidad.

 

Como mi perspicaz lector me hizo notar, es posible que Cuba, que durante toda su historia había importado petróleo, alcance la autosuficiencia antes que termine la década, y pueda convertirse en exportador de importancia creciente a partir del 2011.

 

Las autoridades cubanas han declarado que ellas no tendrían inconveniente en que cualquier empresa, inclusive las de bandera estadounidense, participen en la exploración y eventual explotación del petróleo localizado en su zona económica exclusiva.

 

Si las petroleras de EU no lo han hecho hasta ahora se debe al anacrónico bloqueo económico de Cuba que mantiene Washington, sin ningún beneficio tangible, pero que permanecerá incólume por exigencia de la comunidad de refugiados cubanos, de enorme influencia política en Estados Unidos.

 

Lo que resulta completamente absurdo es que un país como Cuba, que mantiene una estólida dictadura marxista-leninista sólo comparable con la de Corea del Norte, tenga la flexibilidad necesaria para no sólo permitir sino buscar activamente la asociación con empresas extranjeras para explotar su petróleo, mientras que México mantiene el nacionalista dogma de impedirlo.

 

Nuestra insensatez llega al extremo de que otros países van a convertir al Golfo que lleva como apellido el nombre de nuestro querido país, en una de las zonas de explotación petrolera más prometedoras del orbe en el siglo XXI, mientras que nosotros nos quedamos, como reza el dicho popular, “como el chinito, nomás milando.”

 

Por ello es que propongo que oficialmente se le cambie el nombre al Golfo de México por el de Golfo de ?.

• Petróleo • Socialismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus