Ideas al vuelo
Abr 10, 2007
Ricardo Medina

El cambio climático y la incertidumbre

Lo primero que debemos definir acerca del cambio climático en el planeta es lo que sí sabemos y lo que no sabemos. A partir de ahí, podremos desdramatizar un debate que se ha llenado de mitos y de moralina hipócrita

La primera certeza que tenemos acerca del clima es que cambia sin cesar. El cambio no es de hoy. Es de siempre. El planeta forma parte de un sistema solar dinámico que a la vez está dentro de una galaxia igualmente dinámica en un cosmos que cambia cada instante.

 

La pregunta “reciente” es: ¿La actividad humana puede modificar el clima? Desde luego que sí. Ejemplo: El hombre es capaz de hacer inhabitable por décadas una extensa región debido a la radiación producida por una explosión nuclear.

 

Siguiente pregunta: ¿Es la actividad humana el factor más importante que genera los cambios de clima en el planeta? La respuesta es NO. Ni en el pasado, ni a la fecha, ni en el futuro de esta generación – los próximos cien años- la actividad del hombre podrá emular siquiera los efectos en el clima de un incremento o una disminución de explosiones en la superficie del sol, eventos “normales” en la actividad solar que todavía no somos capaces de predecir con exactitud.

 

El día que el hombre sea capaz de modificar a voluntad el clima de todo el planeta estaremos vendiendo y comprando condominios de lujo y tierras para cultivo en el círculo ártico.

 

Es un hecho que el hombre destruye ecosistemas. Y debe evitarse que lo siga haciendo. Es muy probable que la quema de combustibles fósiles tenga un efecto perturbador, y nocivo, en el clima. Pero no sabemos la magnitud de ese efecto, y aún es un juego de imaginación – alimentado por modelos de simulación matemática que parten de conjeturas, no de certezas- calcular dichos efectos.

 

Sabemos que un día el sol se extinguirá – como sucede con todas las estrellas- pero no sabemos si antes de ese evento habrá explosiones en su superficie que eleven la temperatura del planeta a magnitudes insufribles para el ser humano.

 

Les deseo todo el éxito a quienes, llenos de buenas intenciones, intercambian bonos de carbono para “salvar al planeta” y ganar un dinerito, pero cuando esto se acabe no habrá bonos que sirvan. Vivimos literalmente de milagro. Un poco de humildad, ése es el principio del conocimiento.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...