MIÉRCOLES, 27 DE JUNIO DE 2007
Muere un fregón

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas

Luis Pazos
• Ejército: caudillista o constitucional

Arturo Damm
• Inversiones, mal

Ricardo Valenzuela
• Coup d’etat financiero mundial (II)

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Isaac Katz
• ¿Y ahora?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Artemio Estrella







“Me uno a la despedida de un gran hombre, pero además, agrego que México y en particular la ciudad de Monterrey, pierden a un LIBERAL, a un liberal en toda la extensión de la palabra y dicho con todas sus letras.”


Varios medios de información impresos y electrónicos, algunos blogs, algunos foros de Internet, algunos de ellos despiden al artista, al pintor y escultor, al escritor, al tecnólogo, al hombre que cultivó su fregonería. Me uno a la despedida de un gran hombre, pero además, agrego que México y en particular la ciudad de Monterrey, pierden a un LIBERAL, a un liberal en toda la extensión de la palabra y dicho con todas sus letras.

 

Leyendo la columna de Enrique Canales en el periódico El Norte, fue que me di cuenta de mi amor por la libertad, prácticamente este gran señor alimentó mi interés por estudiar a los grandes liberales de la historia mundial. ¡Lo hacía ver fácil!, hacía ver que ser libre y ser fregón es algo sencillo, porque claro, lo es.

 

Enrique Canales nunca se valió de un lenguaje políticamente correcto o frases rebuscadas para señalar los males o los bienes de nuestra sociedad. Para decir la verdad, nunca le importó si se llevaba entre las patas a políticos, empresarios, amigos o incluso a su propia familia.

 

Frases como: ¡A jalar!, ¡Hey, es viernes, chupe, morras, por allí van a andar mis sobrinas, les doy chance, pero no se pasen con ellas!, ¡Pero no me crean a mí, no, lean, estudien, piensen!; son frases que él mencionaba por las mañanas en su cápsula en TV Azteca Noreste, tan solo para aderezar su comentario. Era grato verlo y escucharlo todas las mañanas, aunque más que comentar, pareciera que enseñaba. Fue un maestro.

 

Gracias Don Enrique Canales, gracias por invitarme a conocer las ideas de un mundo libre. Por sus letras, es que me he dado la oportunidad de conocer a más liberales mexicanos, que como usted lo estuvo, también ellos están al pie del cañón. Luchando por un México libre.

 

Honor a la Memoria de Enrique Canales Santos.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus