Ideas al vuelo
Jul 18, 2007
Ricardo Medina

¿También se regresa en bicicleta?

Una de las tragedias del periodismo es que los seres humanos cuando hacemos cosas excepcionalmente buenas o excepcionalmente malas, las solemos hacer en lo secreto, sea porque somos unos buenazos o, caso contrario, porque somos malvados pero no tontos.

Todas las mañanas de los lunes primeros de mes el jefe de gobierno de la ciudad de México llega a su trabajo montado en una bicicleta. Para que no se nos vaya a olvidar la hazaña los medios de comunicación nos la recuerdan puntualmente. Hasta que se vuelva rutina y deje de ser noticia.

 

Lo que nunca he leído, ni leeré, es cómo regresa todas las noches de los primeros lunes de cada mes el señor jefe de gobierno a su casa: ¿También lo hace en bicicleta?, si es así, ¿por qué nadie nos deleita con la crónica de esa otra hazaña, aun más meritoria? Sería interesantísimo saber cómo le hace el funcionario para sortear los “encharcamientos” (eufemismo para inundaciones) y si cuenta con algún artilugio que le permita ver y ser visto por automovilistas y camioneros, toda vez que avenidas enteras de la ciudad, no se diga las modestas calles, permanecen en las noches con más de la mitad del alumbrado público apagado.

 

Todo esto lo digo porque me tocó ver, el lunes 2 de julio, los sufrimientos de un pobre ciclista nocturno en la calzada de Tlalpan, a quien su bonito casco con una lucecita intermitente de nada le servía, para ser visto por autos y camiones, y estuvo a punto de ser arrollado tres veces en menos de un minuto. Pensé que se trataba del señor jefe de gobierno…, pero no. Era un hombre común que tal vez regresaba, él sí, a su hogar en bicicleta. Me hubiese gustado preguntarle si lo hacia para combatir el calentamiento global o sólo por vulgar necesidad, pero no pude hacerlo: el pobre hombre estaba demasiado ocupado esquivando obstáculos y venciendo adversidades.

 

No hay que pensar mal. Tal vez Marcelo Ebrard sí se regrese a su casa por las noches – los primeros lunes de cada mes- montado en su bicicleta, pero prefiere hacerlo, de puro buenazo que es, en lo secreto y por lo oscurito (cortesía del estratégico sistema de oscurecimiento público de la ciudad) para no hacer alarde de virtud y mantenerse humilde y sencillito, como todos lo conocemos. ¿O no?

 



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica