LUNES, 10 DE SEPTIEMBRE DE 2007
La libertad económica en México y en el mundo

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Paul Volcker y México

Arturo Damm
• ¿Libre comercio?

Luis Pazos
• AMLO ¿regreso al PRI de los 70?

Arturo Damm
• AMLO bien, pero...

Ricardo Valenzuela
• El crimen de Bavispe, Sonora

Arturo Damm
• La causa del crecimiento

Arturo Damm
• Comercio exterior


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Lecumberri







“Los niveles de libertad económica alrededor del mundo han aumentado durante los últimos 35 años. Está claro que a mayor nivel de libertad económica en un país, mayor es el nivel de PIB per cápita, ritmo de crecimiento económico y niveles de inversión extranjera directa sobre dicha nación.”


El pasado 4 de septiembre el Fraser Institute y el Cato Institute publicaron su más reciente informe sobre la libertad económica. El trabajo es publicado en conjunto con el Economic Freedom Network, un grupo de institutos independientes de educación e investigación de alrededor de 70 países. El Informe Anual 2007: Libertad Económica en el Mundo (ILEM) mide hasta qué grado las políticas e instituciones de los países son promotoras de la libertad económica y, por ende, de mayor progreso y bienestar para los individuos.

 

Los ejes de la libertad económica son la libertad individual para escoger, el intercambio voluntario, la libertad de competir y la seguridad de la propiedad privada.

 

En su 11ª edición el ILEM compara 141 países para el 2005, año más reciente para el cual estuvo la información disponible, a través de cuarenta y dos componentes y subcomponentes (incluyendo nuevos componentes tomados del reporte anual del Banco Mundial: Doing Business), los cuales son utilizados para constatar un índice de resumen y para medir el grado de libertad económica en cinco áreas: 1) Tamaño del gobierno; 2) Estructura legal y la protección de los derechos de propiedad privada; 3) Acceso a una moneda sólida; 4) Intercambio internacional; y, 5) Regulación.

 

La calificación final es un promedio de los puntajes –que van de 0 a 10– de cada uno de las cinco áreas. 10 significa mayor libertad económica y 0 menor grado de libertad económica en el mundo.

 

El informe parte de la premisa de que “la libertad económica de un país contagia a sus vecinos y a sus socios comerciales”, demostrando que la libertad económica “de hecho sí se esparce entre los países a través de la geografía y el comercio”.

 

El ILEM asevera respecto a la liberalización del comercio que “mientras el impacto de cualquier país determinado es relativamente pequeño, los tratados de libre comercio –que permiten que varios países simultáneamente coordinen su liberalización comercial- tienen una influencia considerable al llevar la libertad económica hacia las regiones del mundo que son económicamente reprimidas”.

 

Para alcanzar un alto grado de libertad económica en el mundo, un país debe proporcionar seguridad y protección a los derechos de propiedad privada, imparcialidad en la aplicación de contratos y una moneda estable. Debe también de mantener una base impositiva baja, eliminar la creación de barreras al comercio nacional e internacional y confiar más plenamente en los mercados en lugar de los gobiernos en la asignación de los recursos y mercancías.

 

Las instituciones y las políticas económicas de un país son consistentes con la libertad económica cuando proporcionan una infraestructura eficiente para el intercambio voluntario y protegen a los individuos así como a su propiedad frente al daño que le podrían ocasionar terceras personas.

 

La propiedad individual es un eje primordial de la libertad económica debido a que con ésta los individuos poseen el derecho de elegir y decidir sobre qué hacer con su tiempo y talento y no sobre el tiempo, talento y recursos de terceras personas.

 

Al igual que en las diez ediciones anteriores, Hong Kong ocupa el primer lugar de la clasificación general con una calificación de 8.9 puntos, seguido por Singapur (8.8), Nueva Zelanda (8.5), Suiza (8.3) y Estados Unidos (8.1). A continuación un cuadro de algunas economías y su respectiva posición.

 

País

Lugar

Calificación

Hong Kong

1

8.9

Estados Unidos

5

8.1

Canadá

5

8.1

Irlanda

9

7.9

Chile

11

7.8

Alemania

18

7.6

El Salvador

18

7.6

Japón

22

7.5

Costa Rica

30

7.4

España

44

7.1

México

44

7.1

Francia

52

7.0

Uruguay

56

6.9

Paraguay

76

6.5

China

86

6.3

Brasil

101

6.0

Rusia

112

5.8

Argentina

124

5.4

Venezuela

135

4.9

Zimbabwe

141

2.9

 

El ILEM ubica a México en la posición número 44, con un grado de libertad económica de 7.1 puntos, un avance de 16 lugares respecto al lugar obtenido en 2004 (lugar 60). Así, de 1980 al 2005, el grado de libertad económica de México se ha incrementado en 1.6 puntos. Es importante destacar que el incremento en la calificación de 2004 a 2005 se debe principalmente a factores como mayor crédito al sector privado así como a menores regulaciones de negocios, específicamente en menores requerimientos administrativos, costos burocráticos así como mejores condiciones para hacer negocios.

 

La libertad de la economía mexicana ocupa el octavo lugar entre las 24 economías latinoamericanas y del Caribe calificadas, y en el décimo lugar entre las economías del continente americano, encontrándose por debajo de Estados Unidos (lugar 5), Canadá (5), Chile (11), El Salvador (18), Panamá (30), Costa Rica (30), Perú (38), Jamaica (38) y Bahamas (44). Así, el puntaje obtenido por nuestro país resultó mayor al promedio de la región de América y al promedio mundial.

 

De manera desglosada, en 2005 México reporta una calificación de 7.9 puntos en al área de tamaño de gobierno, 0.3 puntos mayor respecto al 2004; 5.7 puntos en estructura legal y la protección de los derechos de propiedad privada (1.2 mayor al 2004); 8.1 puntos en acceso a una moneda sólida (0.2 puntos mayor al 2004); 7.2 puntos en intercambio internacional (sin cambio respecto a 2004); y 6.7 puntos en regulación crediticia, laboral y empresarial (1.1 puntos mayor al reportado en 2004).

 

El reporte revela que los niveles de libertad económica alrededor del mundo han aumentado durante los últimos 35 años. El ILEM muestra que a mayor nivel de libertad económica en un país, mayor es el nivel de PIB per cápita, ritmo de crecimiento económico y niveles de inversión extranjera directa sobre dicha nación.

 

Al dividir los países del mundo en cuatro grupos iguales, el primero -que comprende los que son económicamente más libres- tiene una ingreso per cápita de 26,013 dólares al año en promedio, mientras que el segundo es de 10,773 dólares, el tercero de 6,103 y el último en los 3,305 dólares. Esto significa que los cuartiles con mayor libertad económica tienen mayores niveles de ingresos por persona.

 

Asimismo, el cuartil más alto cuenta con una tasa de crecimiento económico promedio per cápita de 2.3%, comparado con el 0.4% del cuartil más bajo. En países del cuartil más alto, los flujos de inversión extranjera directa como porcentaje del PIB es del 15% en comparación con el 3.7% del cuartil más bajo, y el ingreso promedio del 10% del segmento más pobre de la población es de US$7,334, comparado con US$905 del cuartil más bajo, no olvidando también que a mayor libertad económica, menos regulaciones, impuestos y tarifas, ya que la corrupción es significativamente menor.

 

En resumen, el ILEM refleja el contraste entre las economías orientadas al libre mercado y aquellas que se encuentran controladas o reprimidas. La evidencia es contundente. En este sentido, a lo largo de 35 años ha habido en nuestro país avances significativos, sin embargo, si queremos seguir escalando posiciones y grados de libertad económica, es necesario continuar llevando a cabo políticas económicas responsables y lograr reformas estructurales que fomenten la actividad productiva y empresarial así como la protección a los derechos de propiedad. Sólo de esta manera, y a través de un alto grado de libertad económica, el camino hacia el progreso y las oportunidades de desarrollo de la población serán cada días más visibles.

• Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus