Hablando en plata
Oct 12, 2007
Luis Pazos

¿Fraude del PRD en el 2006?

La “cantaleta” del “voto por voto” fue una posición que los mismos dirigentes perredistas sabían que no era legalmente sustentable, tal como la presentaron a las autoridades electorales, aunque sí vendible políticamente a sus simpatizantes y atractiva como bandera postelectoral para mantener vivo su movimiento de oposición.

Durante la pasada campaña presidencial, el principal reclamo de uno de los partidos perdedores, el PRD, fue el conteo “voto por voto”. Es importante recordar que los dirigentes del PRD sabían que si no impugnaban todas las casillas, no podían pretender legalmente el “voto por voto”.

 

Uno de los asesores más preparados de ese partido durante el proceso electoral, profesor de Derecho Constitucional y autor de varios libros sobre esa materia, les hizo ver que la única forma que podía proceder el “voto por voto” era mediante la impugnación de todas las casillas; sin embargo, los dirigentes del PRD no quisieron impugnar todas las casillas, pues implicaba revisar también las que habían ganado.

 

Resulta sospechoso que el PRD no haya aceptado el recuento en las casillas donde ganaron. Si ellos hubieran estado tranquilos que donde triunfaron no hubo ninguna irregularidad, principalmente en el Distrito Federal, entonces hubieran seguido los consejos de uno de sus más prestigiados asesores: impugnar todas las casillas. La negativa a impugnar las casillas donde ganaron, sabiendo que ese hecho les impedía legalmente impugnar toda la elección y hacía inviable el conteo voto por voto, genera la presunción que hubo fraude en las casillas donde obtuvieron más votos. 

 

La “cantaleta” del “voto por voto” fue una posición que los mismos dirigentes perredistas sabían que no era legalmente sustentable, tal como la presentaron a las autoridades electorales, aunque sí vendible políticamente a sus simpatizantes y atractiva como bandera postelectoral para mantener vivo su movimiento de oposición.  

 

Ya es tiempo de dejar atrás el fantasma de un fraude nunca probado al candidato presidencial del PRD, en el cual se escudan los perredistas radicales para boicotear al gobierno federal, romper el orden democrático, la paz y seguir gastando recursos públicos en una campaña permanente para las próximas elecciones presidenciales. A quienes sinceramente les preocupe si hubo fraude en las elecciones presidenciales del 2006, que investiguen por qué los dirigentes perredistas se negaron a impugnar las casillas donde triunfaron.

• PRD


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020