VIERNES, 30 DE NOVIEMBRE DE 2007
Apertura y leyes competitivas

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“La solución a la baja competitividad de las empresas mexicanas no está en cerrar las fronteras o en subsidios, sino en terminar con los costosos monopolios estatales.”


Cada día más empresarios mexicanos se enfrentan a una mayor competencia internacional debido a la ineludible globalización. Muchos industriales afirman que si continúa la apertura se perderán en México cientos de miles de empleo.

 

La forma de evitar esa pérdida no es cerrando la economía o el proteccionismo, sino implementando leyes y ampliando la infraestructura económica para que los empresarios mexicanos reduzcan costos y compitan exitosamente con cualquier país del mundo.

 

La responsabilidad de la pérdida de empleos por la competencia mundial, producto de la reducción de las distancias y de las nuevas tecnologías, no es de la apertura, sino de legisladores y partidos que por demagogia o dogmas de una izquierda obsoleta se oponen a crear un marco jurídico que permita a nuestros empresarios ofrecer productos a precios competitivos a nivel mundial.

 

Varios estudios sobre la competitividad de las empresas mexicanas las sitúan cada día en peores lugares, como es el caso del Índice Global de la Competitividad Mundial (lugar 52) elaborado por el Foro Económico Mundial y del Índice de la Capacidad Logística (lugar 52) elaborado recientemente por el Banco Mundial.

 

La ausencia de un marco jurídico moderno y competitivo es la principal causa de los cientos de miles de empleos que se dejan de crear en México y de que muchas empresas, aún mexicanas, prefieran invertir en otros países donde las leyes y la infraestructura les permitan reducir sus costos y ser más competitivas.

 

La solución a la baja competitividad de las empresas mexicanas no está en cerrar las fronteras o en subsidios, sino en terminar con los costosos monopolios estatales que venden productos y servicios por arriba de los precios internacionales y derogar leyes que encarecen la mano de obra y elevan los costos fiscales sin traducirse en mayores salarios reales o en una mayor recaudación para el estado.

• Competencia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus