LUNES, 17 DE DICIEMBRE DE 2007
El escándalo Kirchner

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Godofredo Rivera







“A ver si en México se aprende la lección y mejor se guarda una sana distancia del gorilón. Por el momento lo vemos muy difícil, pues Calderón se está comportando como un populista de izquierda, se está comportando como alguien por quien muchos millones de mexicanos no votamos.”


Tuvieron que pasar años para que el gobierno estadounidense señalara con el dedo a Hugo Chávez. Siempre pudo más, claro, el interés petrolero.

 

La reciente acusación que hace el FBI y un fiscal de Miami contra la recién electa Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, sólo es la “punta del iceberg” de todo el cochinero que han hecho los Kirchner en la presidencia argentina, con ayuda claro del gorila rojo Hugo Chávez.

 

Si no recuerda la “historia del maletín” amigo lector, hago una remembranza breve. El pasado verano del año que culmina fue detenido el empresario venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson con un maletín que contenía 800 mil dólares. El dinero se confiscó en la misma Buenos Aires y en su momento se guardó un férreo silencio. Ante los rumores de presunta corrupción, el entonces presidente argentino Ernesto Kirchner y Hugo Chávez se rasgaron las vestiduras y negaron todo. No, hoy sabemos que era dinero del gorilón rojo destinado a la campaña de la esposa de Kirchner.

El Departamento de Justicia estadounidense apunta inequívocamente al gobierno venezolano de Hugo Chávez; señala con evidencia a cinco agentes a las órdenes de Venezuela de presionar a Antonini Wilson para encubrir el origen y el destino de los fondos. Ya hubo arrestos y es todo un escándalo en Argentina y Venezuela.

¿Qué nos dice todo esto? El peligro del gorila rojo para la región, la enorme corrupción chavista, la no rendición de cuentas para el pueblo venezolano y cómo no faltan los presidentes latinoamericanos que con tal de recibir dinero se portan como verdaderos lacayos de Chávez.

Ojalá tome nota el Presidente Calderón, pues hay testigos de que Chávez financió parte de la campaña de López. Por otro lado, también hay fuertes rumores (aunque hay que aclarar, son rumores) de que Chávez ha enviado dinero para financiar los actos terroristas del EPR. Calderón no debe reunirse con el gorila sedicioso que por las buenas ó por las malas está dispuesto a exportar su revolución socialista bolivariana. Sí, Chávez está dispuesto a despilfarrar el dinero que pertenece a los venezolanos para financiar toda clase de populismos autoritarios. Sólo una caída en el precio del petróleo detendrá la euforia del gorilón rojo.

A ver si en México se aprende la lección y mejor se guarda una sana distancia del gorilón. Por el momento lo vemos muy difícil, pues Calderón se está comportando como un populista de izquierda, se está comportando como alguien por quien muchos millones de mexicanos no votamos.

El gobierno y sus narices en nuestras vidas

Hace unos días la Delegación Benito Juárez (en poder del PAN) clausuró la plaza de toros. La razón, se violó un reglamento fascista que pone límite a los extranjeros que vienen a torear. Puede ó no gustarnos la actividad taurina, ¿pero qué hace el gobierno regulando un bien privado como son las corridas de toros? Lo mismo en el fútbol, papá gobierno decide cuántos extranjeros deben alinear en un partido. Otro caso. Hoy muchos defeños que fuman ven con impotencia cómo el gobierno les impide ya de tajo fumar en lugares públicos (ya también se quiere legislar esto a nivel nacional) aunque tengan sitios para fumadores y no fumadores, aunque tengan extractores de humo. Ese es el alto precio que pagamos por querer que el gobierno nos “arregle” la vida. Es el precio de tener gobierno que un día de estos querrá vigilarnos en nuestras propias casas para ver cómo criamos a nuestros hijos, para ver si comemos correctamente, si nos bañamos diario y por supuesto que canales de televisión vemos. Dirá el lector que exagero. No, sólo conozco algo de historia y sé identificar cómo empiezan las dictaduras gubernamentales. En el DF ya tiene 10 años de haber comenzado.

• Populismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus