LUNES, 7 DE ENERO DE 2008
Las patrañas del Plan Chamizal

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Ya salieron los parásitos agrícolas, ya salieron a presionar para que se les siga protegiendo y subsidiando. Amenazan además con nuevas movilizaciones. Pero realmente no se trata de “miles de campesinos” como se pretende hacer creer.”


Ya salieron los parásitos agrícolas, ya salieron a presionar para que se les siga protegiendo y subsidiando. Amenazan además con nuevas movilizaciones. Pero no se trata de “miles de campesinos” como se pretende hacer creer. Los que han asomado la cabeza son esas organizaciones campesinas chupa sangre (como se le dice en mi pueblo a los buscadores de rentas que buscan ganancias extraordinarias aliados con el gobierno y a costa del contribuyente y consumidor) que no son más que organizaciones pro López y pro PRD; algunos grupos también simpatizan con el PRI. A las pruebas me remito.

 

La semana pasada estos grupos lanzaron su llamado “Plan Chamizal.” Le presento aquí los puntos de dicho plan amigo lector:

 

1) Soberanía alimentaria y reactivación del campo mexicano.

2) Incremento salarial de emergencia y control de precios de la canasta básica

3) Defensa de los recursos energéticos.

4) Acciones contra las reformas del IMSS e ISSSTE, así como contra cualquier intento de reforma laboral, educativa y de salud.

5) Acciones a favor de un “nuevo modelo económico,” reactivación de diversos sectores de la economía y revisión del TLC.

6) Defensa de los derechos indígenas y de migrantres (se debe decir emigrantes, pero así lo redactaron) y protestas contra el muro fronterizo.

7) Defensa de las libertades democráticas y vigencia de las garantías individuales.

 

Casi todos estos puntos no son más que las propuestas del PRD y que nada tienen que ver con campesinos pobres.

 

A continuación enumero brevemente aclaraciones de cada uno de los puntos anteriores:

 

1) Ningún país del mundo es soberano en ningún término y menos en el alimentario. EU, la más poderosa economía del planeta, es un productor de granos por excelencia -tiene ventajas comparativas, es decir, características geográficas y climáticas que favorecen la producción de este cultivo- pero no es bueno produciendo hortalizas (no tiene ventajas comparativas); por lo mismo, las tiene que importar. ¿Reactivar el campo mexicano? Esto no es más que subsidios y más subsidios. Estos chupasangre tuvieron 15 años para prepararse (además recibieron subsidios) para la competencia que viene con el TLC y ahora quieren que instituciones corruptas e ineficientes como la CONASUPO reaparezcan. No, eso es volver a un negro pasado económico que no sólo no hizo más competitivos a los campesinos, sino que se trató de un paternalismo que se sostuvo gracias al endeudamiento, lo que a los mexicanos nos costó (y nos sigue costando) muy caro.

 

2) Nuevamente, la ignorancia económica perredista hace gala. El alza en los precios internacionales de los granos si bien ha impactado en el precio de algunos alimentos, para nada significa inflación generalizada. La inflación se calcula promediando una canasta de 315 bienes (vamos, los bienes en la economía son miles, pero lo que se hace es resumirlos por sectores y tomando en cuenta lo que el mexicano “en promedio” consume), lo que incluye no sólo bienes agrícolas sino otros como educación, vivienda y vestido. Los bienes agrícolas son sólo una pequeña parte de la canasta, por lo que un alza tiene un impacto mínimo en el índice nacional de precios al consumidor. Así que son patrañas estas exigencias, que además si se hacen válidas, ahí sí pueden causar alzas significativas en los costos laborales para las empresas, lo que se traduciría en precios más altos para los consumidores. En cuanto al control de precios, éste no es más que un mecanismo que sólo provoca que los recursos no se asignen de manera correcta; la razón es que los controles no reflejan la escasez de los bienes, por lo que sólo es posible sostenerlos con subsidios. En el pasado reciente, México estaba lleno de controles de precios, lo que además de erosionar las finanzas públicas (el gobierno erogaba millones de pesos para mantener artificialmente fijos a los precios), creó una escasez espantosa. La gente decía “ahora tengo precios más accesibles, pero de qué me sirve si cuando voy al súper no encuentro los productos que necesito”. La razón: el control de precios se desploma en cuanto el gobierno ya no tiene recursos para sostenerlo y lo peor viene cuando dicho control reduce la cantidad ofrecida por los productores, pues con precios más bajos ellos no cubren sus costos, lo que genera o que decidan reducir su producción o que de plano salirse del mercado por ya no ser rentable. Esta es otra patraña perredista disfrazada de petición campesina.

 

3) Sí, esta es la defensa a ultranza de PEMEX y CFE. Se trata de un nacionalismo anacrónico, obsoleto, que ya hoy no funciona (vamos, nunca ha funcionado, pero menos hoy, en un mundo de creciente competencia por atraer capitales), pues hasta países comunistas que tienen recursos energéticos se alían con inversionistas privados nacionales y extranjeros. Defender a capa y espada a PEMEX y CFE es defender la mediocridad económica, que además de afectar seriamente a los consumidores, significa un serio peligro para las finanzas públicas, pues estas empresas están muy endeudadas (sobre todo PEMEX) y a falta de nuevas inversiones corren el peligro de ya no poder seguir operando, lo que tendría serias repercusiones para la economía. Otra patraña perredista.

 

4) Esta es otra irresponsable posición. Es demagogia pura. El ISSSTE ya tenía quiebra técnica y de no ser por esta primera reforma, el peligro de no poder seguir pagando las pensiones de los jubilados estaba latente. Eso sí habría creado un problema social. Además, finalmente le da la oportunidad a los derechohabientes de tener un esquema de cuenta individual y no seguir operando en esos ineficientes y corruptos sistemas de reparto. En cuanto al IMSS lo mismo, hacen falta aún otras reformas y posponerlas es irresponsable. En cuanto a las reformas educativa, laboral y de salud, éstas son esenciales para que México pueda hacer frente a gigantes como China e India. Para nadie es un secreto que nuestro sistema educativo es un desastre, pues se encuentra capturado por el gobierno y los sindicatos; ahí están los resultados en las pruebas internacionales. En el ámbito laboral, cualquier empresario sabe que en México las obligaciones laborales son onerosas e inhiben la creación de empleo, lo que termina perjudicando a los más pobres. En salud ni hablar, los mexicanos sabemos de la atención nefasta de los hospitales públicos. Este es otro punto donde la ignorancia del PRD lo convierte en una patraña más.

 

5) Cuidado con exigir que el TLC se renegocie, pues en una, de esas nos hacen caso y los que ganan son los buscadores de rentas gringos que no quieren competencia. Los beneficios del TLC han sido para el consumidor que ha podido subir su poder de compra al adquirir bienes de consumo más baratos (ojo, el libre comercio al permitir el intercambio voluntario, beneficia tanto a consumidores de México como de EU, pues dichos intercambios generan presiones para que los precios bajen); también ha beneficiado a las empresas mexicanas que han podido exportar más y/o acceder a tecnología de punta. En materia agrícola, es cierto, EU subsidia a varios de sus productores, pero ahí el que pierde es el consumidor y contribuyente gringo; que alguien les avise; pero además esos subsidios están condicionados a demostrar mayor producción, cosa contraria a los subsidios del campo mexicano, en donde sólo basta con gritar y estirar la mano para recibir infamemente el dinero de los contribuyentes. En cuanto a esa enorme patraña de “cambiar el modelo económico” no es más que querer volver al viejo esquema estatista y proteccionista que tanto le hizo daño a México en los regímenes de LEA y JOLOPO. No, el modelo económico a seguir, el que le conviene a los mexicanos -especialmente los más pobres- es el de economía abierta y de libre mercado con estabilidad de precios y en un entorno de clima de negocios que propicie bajos costos de transacción y por tanto estimule la creación de nuevas empresas y la atracción de más, más inversión extranjera. Las experiencias internacionales ahí están: Corea del Sur, Irlanda, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong, todos ellos países que han seguido este modelo de economía de libre mercado y abierta han reducido su pobreza dramáticamente. Países como Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador, han seguido las políticas económicas intervencionistas, estatistas y proteccionistas como las que quiere implantar en México el PRD. El resultado, más pobreza y miseria en estos países. De una vez entendámoslo, no hay políticas económicas de izquierda ó de derecha, de arriba ó de abajo; las políticas económicas ó son correctas ó son incorrectas. No hay de otra, no entenderlo es cerrazón intelectual. El atraso de la izquierda mexicana en este punto creo que es insuperable. Pesa más el dogmatismo que el poder de la razón.

 

Por razones de espacio, hablaré luego de los puntos 5 y 6 que son los más prudentes, aunque ameritan también una aclaración, pues por ejemplo, el PRD quiere que haya libertad interfronteriza para los trabajadores mexicanos, ah, pero si se trata de mercancías entonces no. Esto es una contradicción pura.

 

Por favor señores del PRD modernícense, sino seguirán perdiendo espacios entre los electores. Ah, y no se hagan pasar por “los campesinos de México.”

 

La fascista ley Arizona

 

Increíble, pero cierto, ahora el gobierno gringo le dictará a las empresas de ese estado de EU a quién contratar y a quien no; si no se obedece a la medida, las penas serán hasta de cárcel; continuarán además esas redadas nazi anti-inmigrantes. Ojalá las empresas y los estadounidenses en general se defiendan legalmente y protesten contra este golpe fascista.

• Buscadores de rentas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus