LUNES, 18 DE FEBRERO DE 2008
Que alguien le advierta a López

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Godofredo Rivera







“La verdad es que sé que a López le importa un cacahuate los datos duros y argumentos sólidos. Contra el dogmatismo idiota no hay nada que hacer. Sin embargo, sé que no estoy perdiendo el tiempo, pues al menos espero que haya más de un periodista inteligente que lea este artículo sobre nuestra obsoleta industria petrolera y lo divulgue.”


Dado que continúa la terquedad de algunos periodistas de seguir abriéndole espacio a López Obrador (y la estrategia de éste de autonombrarse “defensor de la soberanía nacional” empezando por defender a la obsoleta industria petrolera mexicana) en algunos medios de comunicación, aprovecharé la ocasión para enviarles este documento a estos periodistas para que le aclaren a López- y a toda la fauna nacionalista como el PRD y sindicatos- lo siguiente acerca de PEMEX:

 

  • Que PEMEX está técnicamente quebrada, pues su deuda total supera el valor de sus activos.

 

  • Que desde que se formó como empresa, PEMEX no es propiedad de los mexicanos sino del gobierno en turno y de su corrupto y mafioso sindicato.

 

  • Que las empresas del gobierno son ineficientes por dos razones: no manejan recursos propios y no compiten con nadie, por lo que el incentivo de ser eficientes con el consumidor no existe. En el caso de PEMEX, aunque sus ingresos provienen en buena medida de los consumidores foráneos, quien administra este dinero es el gobierno, y dados sus intereses, no hay incentivos para signarlos de manera eficiente.

 

  • Que las empresas petroleras más rentables son las empresas privadas. (Ver un artículo que escribí el año pasado y que puede serle muy útil al lector)

 

  • Que las empresas medianamente rentables son las empresas públicas, no del gobierno, es decir, aquellas que colocan buena parte de su capital en bolsa para que sus propietarios sean millones de accionistas. El gobierno es sólo un coordinador en estas empresas.

 

  • Que sólo en países como México y Corea del Norte no se permite hacer alianzas con empresas extranjeras.

 

  • Que las petroleras cubana y China (ésta última ya cotiza parte de sus acciones en bolsa) pueden hacer alianzas de negocios con petroleras extranjeras.

 

  • Que no basta con tener autonomía de gestión, sino que la empresa sea rentable y para ello se requiere además de un manejo con criterios económicos -y no políticos- rendición de cuentas a los mexicanos y el poder recibir inversión extranjera.

 

  • Que la solución no es darle más dinero a PEMEX, sino que PEMEX nos dé más dinero a los mexicanos.

 

  • Que es una mentira el que PEMEX no haya recibido inversiones en los últimos años. Al contrario, vía PIDIREGAS, PEMEX ha recibido más de 50 mil millones de dólares y ni así le alcanza. Su deuda neta total supera los 130 mil millones de dólares. Lo perverso es que este esquema de inversión es al final de cuentas deuda que tendrá que hacer frente el Erario.

 

  • Que PEMEX es una empresa cuya plantilla laboral está súper inflada. Tiene un staff de más de 130 mil personas de las cuáles 11 mil cobran sin trabajar y esto nos cuesta anualmente a los contribuyentes alrededor de 5 mil millones de pesos.

 

  • Que empresas como Exxon Mobil con una plantilla laboral (poco más de 80 mil empleados) menor a la de PEMEX, genera en promedio anualmente cuatro veces más ingresos que la paraestatal.

 

  • Que es una estupidez absoluta querer que la industria petrolera sea el motor de la economía. Este esquema es propio de las economías subdesarrolladas. No, las economía avanzadas usan al petróleo como un mero insumo (si no lo poseen lo importan) y el gran motor de desarrollo de éstas lo constituyen industrias de tecnología avanzada, como son las tecnologías de la información. En México, cuando el petróleo fue “el motor de desarrollo” el resultado fue un gobierno que se volvió loco -de tantos dólares que recibió- y que sólo se puso a gastar y gastar lo que devino en endeudamiento, devaluaciones e inflaciones recurrentes.

 

  • Que la refinación y la petroquímica nada tienen que ver con la explotación de petróleo y deberían ser sectores manejados por privados.

 

  • Que un gran número de países ricos no tienen petróleo.

 

  • Que la mayoría de los países con petróleo son pobres.

 

  • Que la propuesta energética no tiene nada que ver con la privatización de PEMEX (ojalá fuera así) y sí en cambio con un pequeño parche que le dé flexibilidad de asociación a PEMEX y que le permita no quebrar a corto plazo.

 

  • Que para que PEMEX sea del pueblo debe cotizar en bolsa y ser accesible a millones de mexicanos vía las afores.

 

La verdad es que sé que a López le importa un cacahuate los datos duros y argumentos sólidos. Su formación escolar fue de mentalidad estatista y no hay nada que hacer. Contra el dogmatismo idiota no hay nada que hacer. Sin embargo, sé que no estoy perdiendo el tiempo, pues al menos espero que haya más de un periodista inteligente que lea este artículo y lo divulgue. También espero que los periodistas y dueños de comunicación se pongan las pilas y sepan que López no es un político de izquierda con ideales, sino un populista del viejo PRI y lo peor, se trata de un político aspirante a dictador, aspirante a ser el Hugo Chávez de México, que censura, insulta e intimida a sus propios correligionarios.

 

También aprovecho para que de una vez por todas no se la pasen diciendo algunos periodistas que López está nuevamente ganando popularidad, que la derecha no tiene propuestas, que hoy nadie se le opone con argumentos a López. No sé si la derecha tenga propuestas, lo que sí sé es que en foros como éstos (ó el CATO www.elcato.org) desde hace ya varios años, varios liberales hemos venido argumentando con datos duros y argumentos lógicos la tragedia que ha sido para México el tener una empresa como PEMEX. Así que por favor señores periodistas lean más seguido las páginas arriba referidas- y de paso fórmense una cultura económica sólida- y no se dejen engañar por demagogos que sólo quieren el poder a toda costa y que sólo repiten como pericos “¡No permitiremos que PEMEX se privatice!”

 

Otra vez el gorilón rojo

 

Otra vez el gorilón Chávez amaga a empresas extranjeras. Ahora ya le tocó hasta a una empresa mexicana. Definitivo, el gorila lleva a Venezuela al abismo. Lo peor es que si López hubiera llegado al poder ya tendríamos a nuestro propio Hugo Chávez aventando toda clase de improperios contra las empresas extranjeras.

• Petróleo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus