VIERNES, 22 DE FEBRERO DE 2008
¿Qué tan liberal es usted? (XI)

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Isaac Katz







“Un liberal es egoísta y, por naturaleza, también es simultáneamente un altruista.”


Algunos críticos del liberalismo afirman que alguien liberal es un individuo que sólo se preocupa por maximizar su propio nivel de bienestar, que el bienestar de otros individuos le tiene sin el menor cuidado y que además no le importa que haya pobres o que haya una notoria inequidad en la distribución de la riqueza y del ingreso. Estas críticas se derivan de un absoluto desconocimiento de lo que es un verdadero liberal y de los principios liberales. Un liberal es egoísta y, por naturaleza, también es simultáneamente un altruista.

 

Es cierto que un liberal es egoísta. Para él, poseedor de recursos escasos, su objetivo central es tratar de maximizar la rentabilidad que se deriva de su utilización, tanto cuando estos recursos tienen un uso productivo como cuando se van a destinar a la adquisición de bienes y servicios. Desde el punto de vista productivo, el individuo va a tratar de vender el bien o servicio que produce al mayor precio posible, ya que ello es lo que le permite maximizar el ingreso que después utilizará para adquirir los bienes que va a consumir. Desde el punto de vista del consumo, el individuo va a tratar de adquirir los bienes con los que va a satisfacer sus necesidades al menor precio posible. Es esta interacción de individuos egoístas en mercados en donde no hay significativas barreras de acceso es decir, mercados que operan en competencia, que logra maximizar simultáneamente el bienestar de productores y consumidores.

 

Pero un liberal también es un altruista y sin duda el mejor ejemplo de ello es la familia. Los padres están dispuestos a sacrificar consumo propio para destinar estos recursos a la alimentación, vestido, vivienda, educación y entretenimiento de los hijos y lo hacen interesadamente porque para ellos, entre mayor sea el bienestar de sus descendientes, mayor va a ser también su propio nivel de bienestar. Los padres lo que buscan, de manera egoísta, es maximizar el nivel de bienestar de la unidad familiar en su conjunto pero, como no esperan que los hijos les retribuyan en el futuro el sacrificio que se hizo por ellos, medido en consumo propio no realizado, es que además de egoístas también son altruistas.

 

En la misma línea, un individuo que dona parte de su ingreso a una fundación que otorga becas, lo hace porque es altruista pero también porque es egoísta ya que para él su bienestar depende del bienestar del becado. Igual con quién dona sus obras de arte a un museo; lo hace de manera egoísta porque le genera bienestar que los asistentes al museo disfruten de esas obras.

 

Y por supuesto que a un liberal le preocupa la pobreza y la inequidad y promoverá medidas de política pública y de política económica que tiendan a lograr que haya igualdad de oportunidades de acceso a todos los mercados y que éstos operen en un contexto de competencia ya que ésta es la condición necesaria para generar crecimiento económico, menor pobreza y menor inequidad. Ningún liberal, porque es altruista y porque quiere que el bienestar de la sociedad en su conjunto se maximice, defenderá a los monopolios o a los privilegiados; no es su naturaleza.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus