MIÉRCOLES, 14 DE DICIEMBRE DE 2005
Elecciones del PRD ¿igual a las del PRI?

Según usted, ¿quién ganó el debate?
Ricardo Anaya
Margarita Zavala
Andrés M. López
José A. Meade
Jaime Rodríguez
Ninguno



“El libertarismo es la visión de que cada hombre es el dueño absoluto de su vida para usarla y disponer de ella como le parezca apropiado, y de que todas las acciones sociales del hombre deberían ser voluntarias.”
Karl Hess

Luis Pazos







“Por mucho que ataque al PRI, el PRD ha reproducido en sus procesos internos los viejos vicios del partido de donde han salido la mayoría de quienes actualmente controlan a esa institución política.”


Las recientes elecciones internas para elegir candidato al gobierno del Distrito Federal por el PRD, adolecieron de las mismas “pequeñas fallas” que las del PRI. Las elecciones internas priístas para elegir presidente de partido y candidato a presidente, fueron al viejo estilo. Altamente predecibles a favor de uno de los contendientes. Acarreados, compra de votos y con todo el aparato del partido cargado hacia uno de los candidatos.

 

Ningún analista serio puede afirmar que los procesos internos del PRI son ejemplo de democracia. La primera gran falla del PRI y del PRD es que no tienen ningún padrón de miembros confiable que le de sustancia a una verdadera elección interna, como en los partidos democráticos de los países desarrollados. Al ser las elecciones abiertas, gana normalmente el que tiene más recursos y el aparato para llevar gente a votar.

 

En las recientes elecciones del PRD algunas estaciones de radio, que siguieron el proceso mediante sus reporteros, entrevistaron a quienes se acercaron a votar y quedó al descubierto que se repitieron los viejos vicios del PRI en el PRD, partido dominado actualmente por ex priístas.

 

Un pequeño incidente, que muestra cómo se desarrollaron esas elecciones, es la denuncia que hicieron a través de una estación de radio un grupo de invidentes, a quienes, aprovechando que no podían ver, les entregaron las boletas ya cruzadas a favor del candidato oficial del PRD. Cuando sus acompañantes les dijeron y protestaron, los amenazaron con quitarles la beca que les da el gobierno de la ciudad sino votaban por el candidato designado. También se denunciaron la compra de votos por 500 pesos y el reparto de despensas.

 

El resultado de esa elección, predecible para la mayoría de los analistas, fue el triunfo del candidato oficial del PRD, partido que por mucho que ataque al PRI, ha reproducido en sus procesos internos los viejos vicios del partido de donde han salido la mayoría de quienes actualmente controlan a esa institución política.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus