Jaque Mate
Mar 24, 2008
Sergio Sarmiento

El lodo del pantano

El presidente Calderón se encuentra en un callejón sin salida. Si le pide la renuncia a Mouriño, estará convalidando la estrategia de López Obrador y traicionando al amigo y colaborador leal. Pero si lo mantiene en el cargo, les estará dejando a sus enemigos el parque para continuar sus ataques.

Desde un punto de vista político, poco importa si las acusaciones de tráfico de influencias en contra de Juan Camilo Mouriño son verdaderas o no. Lo importante es el impacto que éstas han tenido en la opinión pública. Por ello puede decirse ya, antes de cualquier investigación, que Andrés Manuel López Obrador ha tenido éxito en su estrategia.

 

Quizá Mouriño no esté herido de muerte. Cuenta, después de todo, con el aval no sólo del presidente Felipe Calderón sino de buena parte del PAN. Si no quiere renunciar, no tendrá que hacerlo. Pero mientras se mantenga en la Secretaría de Gobernación, o en cualquier otro cargo público, será un enorme pasivo político para el primer mandatario y para Acción Nacional.

 

Hasta ahora la información disponible no comprueba que Mouriño haya cometido actos de tráfico de influencias. Ni como legislador ni como asesor del secretario de energía tenía responsabilidad en el otorgamiento o en la renovación de los contratos de transporte Pemex Refinación. Éstos los otorga la propia empresa con procedimientos establecidos de antemano.

 

Si Mouriño hubiera realmente tratado de maniobrar para beneficiar indebidamente a las empresas de su familia cuando tuvo responsabilidades como legislador o como asesor del secretario de energía, habría eliminado de inmediato cualquier vínculo entre él y las empresas. Lo último que habría hecho es mantener su papel como apoderado legal. El que haya tenido el cargo y firmado es, paradójicamente, su mejor coartada.

 

Otras informaciones pueden surgir más adelante, especialmente si consideramos que López Obrador ha encontrado en Mouriño un blanco fácil que puede unir a las distintas tribus del partido en un momento en que el proceso interno de renovación de dirigentes ha generado profundas heridas. Todo perredista estará revisando con lupa cualquier actividad que haya tenido Mouriño. No habrá mejor premio para cualquiera que encontrarle faltas a quien no sólo es el secretario de gobernación del “presidente espurio” sino además su amigo personal y posible candidato del PAN a la Presidencia de la República en el 2012.

 

Hasta el momento lo que hemos visto son simples ataques políticos. Pero no se requiere nada más. La firma de los contratos como apoderado legal de Ivancar podrán ser tan legítimos como se quiera, pero la imagen de Mouiño ha sufrido ya un severo golpe. El secretario de gobernación puede mantenerse en el cargo; pero en el futuro cualquier presentación suya, cualquier entrevista, estará marcada por la sombra de Ivancar.

 

También Ulises Ruiz ha logrado mantenerse a la cabeza del gobierno de Oaxaca y Mario Marín del de Puebla. Pero los fantasmas generados por el movimiento magisterial y el caso Lydia Cacho ni han desaparecido ni lo harán a todo lo largo de sus mandatos.

 

El presidente Calderón se encuentra en un callejón sin salida. Si le pide la renuncia a Mouriño, estará convalidando la estrategia de López Obrador y traicionando al amigo y colaborador leal. Pero si lo mantiene en el cargo, les estará dejando a sus enemigos el parque para continuar sus ataques. El presidente de las manos limpias no podrá sostener tan fácilmente que es un político de toda la vida que no ha manchado su plumaje en el lodo del pantano.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!
Arturo Damm
• ¡Ya basta de abusos!
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos funestos