JUEVES, 15 DE MAYO DE 2008
Debate sin debate

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Sergio Sarmiento







“El debate sobre la iniciativa de reforma energética, lejos de permitir una discusión, simplemente será un escenario para que los políticos de los distintos partidos reiteren las posiciones que tantas veces han señalado.”


El pasado jueves 8 de mayo empezó el debate sobre la iniciativa de reforma energética del presidente Felipe Calderón organizado por la Comisión de Energía de la Cámara de Senadores. El proceso comenzó con una comparecencia conjunta de la secretaria de energía, Georgina Kessel, y el director general de Pemex, Jesús Reyes Heroles; pero pronto quedó claro que el debate, lejos de permitir una discusión, simplemente será un escenario para que los políticos de los distintos partidos reiteren las posiciones que tantas veces han señalado.

 

Ya sabemos que los legisladores del Frente Amplio Progresista, por ejemplo, votarán en bloque en contra de la iniciativa. Lo han anunciado de todas las maneras posibles. Exigieron el debate, para el que querían cuando menos 120 días pero en el que finalmente aceptaron 71 días, aunque no con la intención de ventilar distintos puntos de vista sino simplemente de ganar tiempo antes de una confrontación final.

 

También el voto de los legisladores del PAN está definido. Sabemos que los panistas están comprometidos a apoyar la iniciativa del presidente sin importar lo que se diga y lo que se deje de decir en los debates.

 

En buena medida será el PRI el partido que defina la votación, Podría uno pensar, por lo tanto, que los legisladores priístas estarían más al pendiente del debate. Pero virtualmente todos los senadores y diputados del PRI tienen ya una decisión tomada. Algunos se inclinan a aprobar la iniciativa, mientras que otros se unirán a los perredistas en el rechazo, como lo ha anunciado ya José Murat, el ex gobernador de Oaxaca hoy diputado por el PRI.

 

En realidad podríamos ya pasar a la votación sin grandes cambios frente a lo que veremos en dos meses y medio. Pero los partidos políticos decidieron ceder ante las presiones del PRD y organizaron el debate.

 

Los perredistas no buscaban simplemente ganar tiempo sino bloquear la iniciativa, pero los problemas se les acumularon y no tuvieron ya opción. La toma de las tribunas del Congreso le estaba costando enormemente en lo político. El respaldo al PRD y los demás partidos del FAP en las encuestas de opinión se desplomó en las semanas en que se mantuvo esta movilización. Los líderes del PRD en el Congreso trataron en varias ocasiones de levantar la toma de tribunas, pero Andrés Manuel López Obrador, que tiene una visión más mesiánica que política, lo impidió.

 

El deterioro en la popularidad de los partidos de izquierda se combinó con una desastrosa elección interna del PRD, que hasta la fecha no ha sido resuelta. Al final los perredistas prefirieron levantar la toma de las tribunas, a pesar de la posición de López Obrador, aunque para tapar las cosas llamaron “victoria” a su derrota.

 

Cabe preguntarse, sin embargo, qué ocurrirá después de que termine el tiempo que ha obtenido el PRD. El gobierno no necesita todos los votos del PRI para conseguir la aprobación de su reforma energética, ya que como no se enmienda la Constitución sólo se requiere una mayoría simple. Pero cuando llegue el momento de la votación, los perredistas no se quedarán tranquilos. Seguramente organizarán nuevas acciones de resistencia, quizá más radicales que la toma de las tribunas, de manera que estaremos de regreso al principio.

 

Y mientras tanto el tiempo, el esfuerzo y los recursos dedicados a un debate en el que nadie quiere realmente debatir habrán resultado un simple desperdicio.

• Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus