LUNES, 26 DE MAYO DE 2008
¿Y qué? eso no es delito

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Juan Jesús Morales







“De por qué el contacto con representantes de las FARC no es delito en México.”


“Nosotros no nos avergonzamos ni nos intimidamos con esta campaña negando nuestra convicción internacionalista y solidaria con las luchas de los pueblos latinoamericanos contra el imperialismo y sus gobiernos títeres, que tienen en Álvaro Uribe y Felipe Calderón a las dos cabezas de la derecha subordinadas al gobierno de Estados Unidos en nuestro continente. Somos internacionalistas”.

Rosario Ibarra, abril de 2008[1].

 

El trecho citado arriba corresponde a una “respuesta” de la Senadora a un artículo que señala que el principal contacto de las FARC en México lo constituyen Rosario Ibarra, Senadora de la República y Edgar Sánchez, dirigente del Partido Revolucionario de los trabajadores. Ella ha dicho en el mismo texto que ellos “promueven la solidaridad entre los pueblos, así como lo han hecho los jóvenes mexicanos asesinados junto a las FARC”. Ellos – continua – “están comprometidos con esa solidaridad internacionalista como también nosotros la asumimos. Eso no es un delito”.

 

Líneas abajo del mismo texto menciona que en el mes de noviembre del año pasado en la tribuna del Senado fue presentado un punto de acuerdo que era apoyado por el movimiento de solidaridad, exigiendo la expulsión del embajador colombiano en México que había anunciado la presencia de policías colombianos actuando en nuestro país. En el mismo punto se saludaba la intermediación del Presidente Chávez y la Senadora Piedad Córdoba para lograr la liberación de rehenes en manos de las FARC. ¿Y qué? eso no es delito.

 

Todavía no vislumbrando la sinvergonzonería continua: “El contacto con representantes de las FARC tampoco es delito en México”, como si eso fuera simplemente cuestión de lo que la ley me permite o no y sí cuestión de una verdadera y recta conciencia. “Nuestra relación política con las FARC es similar al contacto que hemos tenido en otros años con otras fuerzas insurgentes. Relación de solidaridad no implica necesariamente coincidencia completa y militancia organizada con las FARC u otras organizaciones”.

 

Por eso nuestras relaciones solidarias se expresan también con gobiernos revolucionarios como el cubano o de carácter antiimperialista y progresista como los de Venezuela, Bolivia o Ecuador”, esto en palabras de la misma Senadora: ¡no es un delito! Por último la frase que no deja sombra de dudas: “No permitiremos la criminalización de la solidaridad internacionalista”.

 

Con todo lo afirmado en su “respuesta” podemos decir que:

 

1) Ella no representa un espacio de intermediación que trate de encontrar una salida al asunto de los jefes guerrilleros desaparecidos sino que solamente será una pieza de enlace de las FARC colombianas contra el gobierno mexicano y contra los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, a decir verdad, operará como intermediaria para hacer funcional el enlace FARC-EPR;

 

2) Ella no puede hablar de derechos humanos cuando tiene relación política y solidaria con fuerzas insurgentes y gobiernos como los de Cuba, Venezuela y Ecuador – basta ver los “derechos” de los “hijos de las mujeres que nacen en campamentos de las FARC”, todos ellos nacen en la selva e inmediatamente son separados de sus madres[2] o en algunos casos ellas se ven obligadas a abortar. Sin contar que estas mujeres, algunas de ellas adolescentes, tienen la obligación de disponer sus cuerpos para los comandantes de alto rango de la organización y si quedar embarazadas pueden llegar a ser asesinadas. Esto… no es delito;

 

3) El PT invitó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y al Ejército de Liberación Nacional a un Foro y les ofreció financiar la presencia de sus “personalidades”, claro está Aline Sandoval, de Comunicación Social del PT en la Cámara de Diputados, no supo explicar qué relación existía entre las FARC y el Partido, pero en palabras de la Señora Rosario Ibarra podemos decir: relación política y solidaria… no es delito.

 

4) Que todo lo dicho por la Senadora no es más que lo acordado por el BRPP[3] (Bloque Regional de Poder Popular) que no es otra cosa que una sucursal del Foro de Sao Paulo. Este BRRP fue idealizado por el sociólogo comunista germano-mexicano Heinz Dieterich, gurú del dictador Fidel Castro y asesor de Hugo Chávez. Desde hace un par de años este sociólogo viene madureciendo la idea de formar una “Patria Grande” una América Latina sin fronteras, basta ver la modificación al Mercosur de no ser solamente un acuerdo de cooperación comercial entre países de América del Sur, mas también político, militar, social y cultural entre los países de América Latina y del Caribe, admitiendo a Venezuela, firmando acuerdos con Cuba y pensando admitir a Bolivia y Ecuador.

 

El primer encuentro del BRRP fue en octubre de 2006 en la ciudad de Sucre, Bolivia y tuvo grandes avances[4]. Sus elementos centrales son cuatro: 1) Suspensión del pago de la deuda externa; 2) Retirada de las bases militares norteamericanas de los territorios de la Patria Grande; 3) Un plan integral, sustentable, ecológico de desarrollo de la industria y la agricultura que utilice racionalmente los recursos naturales de la región quedando en el control los trabajadores de la ciudad y del campo, principalmente los pueblos indígenas; 4) Un plan militar de carácter defensivo denominado con el nombre de Bloque Regional de Poder Militar.

 

5) Para cerrar el círculo la señora Ibarra es una de las piezas fundamentales del grupo de López Obrador que no reconoce la legitimidad del presidente Calderón y que apoyó todas las acciones para impedir su protesta constitucional. Y mismo así… Esto no es ningún delito.



[1] La íntegra puede ser encontrada en muchas páginas de internet, aquí dejo una de ellas: http://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/?p=1188

[2] Según datos del Ejército Nacional de Colombia, entre agosto de 2002 y mayo de 2007 se han movilizado 1.893 mujeres que pertenecían a grupos subversivos y que decidieron acogerse al programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado. De ellas, 109 son madres solteras de las FARC, del Ejército de Liberación Nacional, de la otra guerrilla colombiana y otros grupos paramilitares. El 37 por ciento de las desmovilizadas tiene hijos y sus relatos confirman que la motivación para desertar fue poner a salvo a sus hijos que estaban gestando.

[3] Él fue el creador del “Socialismo del siglo XXI”.

[4] De México fueron 15 delegados que participaron en el encuentro.

• FARC

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus