VIERNES, 30 DE MAYO DE 2008
Sin reformas no habrá mayores crecimientos

Una vez que Trump asuma el cargo de presidente de los EU, el precio del dólar...
Comenzará a disminuir gradualmente
Seguirá subiendo
Se estabilizará en los niveles actuales
No sé



“Si se tiene un gobierno ángel de la guarda y hada madrina, exigir recortes en su gasto supone afectar a los grupos beneficiarios de dicho gasto, quienes se opondrán al recorte. Dado esto último es que resulta muy difícil realizar verdaderos recortes al gasto gubernamental.”
Félix de Jesús

Luis Pazos









“Es una incongruencia que por un lado, personajes y partidos políticos que se dicen de izquierda se opongan a la modernización de la legislación energética, laboral y fiscal y, por otro, pidan o exijan mayores crecimientos económicos.”


Un mayor crecimiento económico repercute, como cualquier economista lo sabe, en un mayor bienestar para la población; sin embargo, no basta desearlo para lograrlo. Son necesarias una serie de condiciones que, más allá de ideologías y partidos, se deben alcanzar.

 

La desaceleración de la economía norteamericana ha reducido el crecimiento en casi todos los países subdesarrollados; sin embargo, China, a pesar del estancamiento de los Estados Unidos, creció en el 2007 a niveles superiores al 11%; Chile, 5.9% y Brasil, 4.4%, mientras México sólo un 3.2%. ¿Por qué?

 

La causa fundamental es que no hemos generado la suficiente inversión privada, pública y extranjera para sostener mayores niveles de crecimiento. El requisito indispensable para crecer más es una mayor inversión, y ésta no puede lograrse mientras exista la imposibilidad de dotar a México de una infraestructura jurídica más competitiva; para lo cual, más allá de revanchismos políticos y posturas ideológicas, son necesarias reformas en el aspecto laboral, fiscal y energético que nos permitan ser más productivos y competitivos internacionalmente.

 

En muchos países los partidos de izquierda, de centro y de derecha, como los casos de Chile o Brasil, discuten sobre programas gubernamentales, pero están de acuerdo sobre la constante modernización del entorno jurídico para incentivar mayores inversiones nacionales y atraer a los extranjeros. El año pasado, por primera vez y a pesar de nuestra cercanía con Estados Unidos y el Tratado de Libre Comercio, Brasil nos superó en inversión extranjera; la causa, las reformas que en México todavía bloquea la izquierda ya se hicieron en Brasil por gobiernos izquierdistas.

 

Es una incongruencia que por un lado, personajes y partidos políticos que se dicen de izquierda se opongan a la modernización de la legislación energética, laboral y fiscal y, por otro, pidan o exijan mayores crecimientos económicos. El Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo (PRONAFIDE), recientemente anunciado, deja claro que para lograr crecimientos mayores al 5% es necesario aprobar, entre otras, la tan vapuleada por la oposición radical, Reforma Energética.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus