VIERNES, 25 DE JULIO DE 2008
¿Inflación o cambio de precios relativos?

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“¿Lo que hemos estado observando en la evolución de los índices de precios es realmente inflación o es solamente el aumento de estos índices que se ha derivado de un cambio en los precios relativos?”


En prácticamente todo el mundo se ha observado, desde hace algunos meses, una presión al alza en la medición de la inflación resultado del incremento que han experimentado determinados precios, particularmente el petróleo, los alimentos y algunos otros bienes como el cobre y el acero. El aumento en estos precios repercute en los índices de precios, sea directamente por estar estos bienes incluidos en los propios índices o indirectamente por ser estos bienes que aumentaron de precio un insumo en la producción de otros bienes que estén en el índice (ejemplo: el petróleo no está en el índice de precios al consumidor, pero como el precio de este bien ha aumentado el precio de la turbosina, que tampoco está en este índice de precios, se ha incrementado, repercutiendo finalmente en el precio de los boletos de pasaje aéreo que sí está en dicho índice). Por lo que viene la pregunta relevante: ¿lo que hemos estado observando en la evolución de los índices de precios es realmente inflación o es solamente el aumento de estos índices que se ha derivado de un cambio en los precios relativos?

 

Sabiendo que la inflación es en todo lugar y circunstancia un fenómeno esencialmente monetario y si observamos que prácticamente todos los bancos centrales del mundo han instrumentado políticas monetarias restrictivas, con excepción de la Reserva Federal Estados Unidos y de Argentina, Venezuela y Zimbabwe (que no importan mucho), podemos prácticamente descartar que lo que estamos observando es un fenómeno inflacionario mundial, con excepción del efecto expansivo que tiene la política monetaria expansiva de Estados Unidos, efecto que es relativamente menor dado el sistema de tipos de cambio flexibles que rige en el sistema monetario internacional. En consecuencia, lo que observamos es un aumento en el valor de los índices generales de precios derivado del incremento en el precio de determinados bienes es decir, lo que estamos observando es un cambio de precios relativos que afectan, por estar directa o indirectamente en los índices generales, el valor medido de la inflación.

 

Ante este fenómeno, ¿qué hacer y qué no hacer? Primero, la política monetaria tiene que enfocarse, como correctamente lo están haciendo la mayor parte de los bancos centrales, el de México entre ellos, a anclar las expectativas de inflación y mandar una señal clara del compromiso de mediano y largo plazo con la estabilidad. Sería un grave error, instrumentar una política monetaria que validara el aumento en el nivel de precios causado por el cambio en precios relativos porque entonces sí habría una aceleración de la inflación, con los consecuentes enormes costos sociales que la inflación acarrea.

 

Segundo, la política de precios. Dado que lo que observamos es un cambio en precios relativos, el gobierno tiene que permitir que los mercados funcionen y los agentes económicos ajusten sus patrones de producción y de consumo ante tales cambios. Es un grave error de política económica tratar de evitarlos, sean a través de controles de precios explícitos o inducidos o a través de subsidios ya que ello solo lleva a una distorsión en la asignación de recursos, con los consecuentes costos sociales.

 

• Inflación / Política monetaria • Inflación alimentaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus