VIERNES, 22 DE AGOSTO DE 2008
Policías judiciales y juegos olímpicos

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“Ahora que el tema central de la discusión en México es la inseguridad y la impunidad, no hay que desaprovechar el capital humano específico con el que cuentan nuestras policías judiciales. Igual ponen a México en el medallero olímpico.”


Después del muy mediocre desempeño de la mayor parte de los atletas mexicanos que compitieron en las olimpiadas de Beijing, para los próximos juegos olímpicos a celebrarse en Londres habrá que hacer una mejor selección y propongo se considere enviar como parte de la delegación mexicana a algunos policías judiciales dada la experiencia que han adquirido en el desempeño de sus labores. He aquí algunos deportes olímpicos en los que podrían participar y traerse, para orgullo de los mexicanos, varias medallas.

 

Box. Son expertos en arrancar confesiones a “punta de madrazos”. Dado que nunca están dispuestos a respetar el marco legal que prohíbe la tortura y que los derechos humanos no les importan, podrían ensañarse con sus oponentes y vencerlos fácilmente. Inclusive, dada su absoluta falta de respeto por las reglas, podrían esconder en los guantes los famosos “boxers”, esos aros de acero que se ponen en los puños para que los golpes sean de verdad.

 

Taekwondo. Al igual que su habilidad para utilizar los puños en contra de cualquier persona, excepto con los delincuentes a quienes protegen, también podrían participar en este deporte en donde lo que importa es la habilidad para patear a sus víctimas.

 

Lucha libre. Como complemento de las dos anteriores disciplinas, también podrían participar en la lucha libre. Son extremadamente habilidosos para aplicar las diversas “llaves” que se utilizan en este deporte, sobretodo cuando tienen que controlar a alguien que no quiere ser aprehendido injustificadamente. Con estas mismas habilidades también podrían competir en judo.

 

Beisbol. Uno de sus instrumentos de trabajo, como complemento de sus puños y pies lo constituyen los bats. Si le pueden abrir a alguien la cabeza a batazos, seguramente le podrán pegar a una pelotita.

 

Levantamiento de pesas. Los policías judiciales se han vuelto expertos en el “levantamiento de personas” dado que una parte importante de su tiempo lo dedican a la práctica del secuestro. Seguramente con el entrenamiento que ya tienen no deberían tener problemas para participar en el levantamiento de pesas.

 

Tiro. Como parte de su trabajo, saben manejar a la perfección las armas y son expertos en tiro a “pie firme” como en “acoso, persecución y disparo”. Aunque en las olimpiadas no esté permitido el uso de “cuernos de chivo” ni de pistolas de 9 milímetros, la transición hacia rifles y pistolas de aire no debería ser muy problemática.

 

Futbol. Cuando no están ocupados secuestrando y/o torturando gente, y dado que perseguir a los delincuentes no es una de sus prioridades (no van a perseguir a sus compañeros de trabajo), les sobra mucho tiempo que utilizan “echando la cascarita”. Seguramente harían un mejor papel que la selección.

 

Así que ya ven; ahora que el tema central de la discusión en México es la inseguridad y la impunidad, no hay que desaprovechar el capital humano específico con el que cuentan nuestras policías judiciales. Igual ponen a México en el medallero olímpico.

• Impunidad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus