LUNES, 27 DE OCTUBRE DE 2008
¿Crisis financiera? ¿La de quién?

¿Usted cree que la economía mexicana crecerá este año 2% como asegura López Obrador?
No
No sé



“La banca central solo puede decidir entre uno de tres caminos posibles: a qué tasa contraer, a qué tasa expandir o dejar inalterada la base monetaria.”
Alberto Benegas Lynch (h)

Edgar Piña







“Los bancos centrales son los responsables de lo que está sucediendo por la sencilla razón de que son los órganos de planificación central del sector financiero, función que cumplen puntualmente cuando se marcan como objetivos controlar la inflación, la masa monetaria y la tasa de interés.”


La opinión predominante desde los inicios de la actual crisis financiera mundial ha sido que las causas de ella hay que buscarlas en las fallas del mercado y en la ausencia de control gubernamental sobre las organizaciones financieras.

 

En base a estas hipótesis no comprobadas, las recomendaciones generalizadas de los expertos y conocedores del tema, han consistido, otra vez predominantemente, en más regulaciones y más control gubernamental sobre las operaciones bancarias y crediticias. Y esto ha sucedido lo mismo aquí en el continente americano que en Europa y Asia, principalmente.

 

Afortunadamente para el observador interesado en el fenómeno o para quien le preocupa el destino probable de su pequeño negocio o profesión o simplemente sus finanzas personales, existen puntos de vista, interpretaciones y conocimientos que argumentan exactamente lo contrario, con lo cual cada quien puede compartir la versión que más le convenza y actuar en consecuencia, si así lo desea.

 

La lectura atenta de docenas de artículos, el escuchar con interés discursos, declaraciones y sabias recomendaciones de los gurús financieros, me ha facilitado entender, hasta donde mis limitaciones personales y la espesa niebla del keynesianismo todavía con vida lo permiten, que las manos que manipulan la bomba de la expansión crediticia y monetaria le pertenecen a los bancos centrales.

 

Pero,  ¿Por qué los bancos centrales son los responsables de la actual crisis financiera global? ¿Por qué la Reserva Federal? ¿Por qué el Banco Central Europeo y los bancos centrales de los países europeos? ¿Por qué el Banco de México?

 

Los bancos centrales son los responsables de lo que está sucediendo por la sencilla razón de que son los órganos de planificación central del sector financiero, función que cumplen puntualmente cuando se marcan como objetivos controlar la inflación, la masa monetaria y la tasa de interés.

 

Esta función planificadora contradice no nada más al hecho histórico de la pulverización del socialismo, sino también  la condición esencial del modelo capitalista que demanda que los medios de cambio, el dinero, sea privado y que el precio del mismo, es decir la tasa de interés, se determine por la interacción de la oferta y la demanda.

 

Los bancos centrales de todo el mundo, como se sabe, funcionan inmersos en una contradicción fundamental. Por un lado se dicen los controladores de la inflación, pero por el otro son los fabricantes prolíficos de papel moneda y de recursos crediticios. Por si usted, amable lector, no lo sabe o no lo recuerda, le diré que son los bancos centrales los que han permitido que los bancos privados y las instituciones financieras presten a los inversionistas porcentajes mayores al 90 por ciento de lo que realmente tienen en depósito de ahorradores. Dicho de otra forma, sólo el 10 por ciento de los fondos que prestan tienen un respaldo en recursos de ahorradores. Esta práctica de crear dinero de la nada para financiamientos productivos, ha sido tan abusada sobre todo en tiempos recientes, que algunos analistas calculan que en Estados Unidos y en Europa la masa monetaria crediticia se duplica cada seis o siete años.

 

Este hecho ha inducido errores masivos de inversión de todo tipo, principalmente inmobiliaria, que ahora ese fenómeno humano tan incomprendido y vilipendiado que es el mercado, se ha encargado de descubrir.

 

Pero, ¿Por qué el mercado se ha encargado de descubrir los errores del sistema financiero? Pues muy sencillo, el mercado financiero lo constituyen miles de individuos que confían en los bancos y financieras y depositan sus ahorros en ellos. Y estos individuos, este mercado, cuando empiezan a circular las noticias de insolvencia de organizaciones financieras, inmediatamente corren a retirar sus dineros y se encuentran que su ahorro no está ahí, sino  asignado a proyectos que no son rentables o que su plazo de recuperación no coincide con los vencimientos pactados.

 

Estos créditos irrecuperables son, ni más ni menos, los llamados activos tóxicos en poder de los bancos y que fueron producidos por políticas crediticias intervencionistas, las cuales son responsabilidad primaria de los bancos centrales.

 

En razón de lo políticamente incorrecto que es dejar morir a las empresas que se embriagaron de créditos fáciles, los bancos centrales optan para servirle otra copa o dos al borracho y de ahí vienen los rescates, los bail outs, los fobaproas.

 

Así, si la cruda, la resaca, no se deja llegar, lo más seguro, lo inevitable, es que el briago no tome conciencia de la gravedad del problema y una economía con algunos (o muchos) borrachos, no puede ser una economía sana. De esta manera, al contaminarse el ahorro auténtico con el ahorro ficticio, viene una baja severa en la inversión productiva y esto se le llama en economía recesión. Seguimos, si le parece, en la próxima.

• Crisis / Economía internacional

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus