VIERNES, 14 DE NOVIEMBRE DE 2008
Salvajes

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Paul Volcker y México

Arturo Damm
• ¿Libre comercio?

Luis Pazos
• AMLO ¿regreso al PRI de los 70?

Arturo Damm
• AMLO bien, pero...

Ricardo Valenzuela
• El crimen de Bavispe, Sonora

Arturo Damm
• La causa del crecimiento

Arturo Damm
• Comercio exterior


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Cota







“La moda es achacar la crisis económica y todos los problemas del mundo al capitalismo. Como si en los últimos años los individuos hubiéramos gozado de una total libertad económica sin restricciones.”


Un fantasma recorre Europa: el fantasma del capitalismo salvaje… O al menos eso podría entenderse al escuchar a diferentes periodistas, líderes de opinión y políticos de izquierda a derecha. No dudan en achacar la crisis económica y todos los problemas del mundo al capitalismo. Aparentemente, los individuos hemos gozado de una total libertad económica sin restricciones.

 

En este sentido van los llamados de Sarkozy a “refundar el capitalismo” para hacerlo menos salvaje. Es curioso que el presidente de un Estado que absorbe el 54 por ciento de la producción de su nación crea que el libre mercado lo controla todo. Sobre todo cuando su gobierno monopoliza importantes sectores económicos. Qué decir del exorbitante salario mínimo que mantiene a más de una cuarta parte de la juventud gala en el desempleo o la política agrícola Europea (la PAC) basada en una planificación central sólo comparable con los planes quinquenales de la URSS.

 

Ya ni pensemos en México donde, según los opinólogos de mayor renombre, llevamos padeciendo el liberalismo desde 1982. No puedo dejar de hacerme algunas preguntas:

¿Qué tan liberal es el articulo 27 constitucional que establece la propiedad como una graciosa concesión del gobierno y no como un derecho inalienable?

 

¿Acaso propuso Smith, Friedman o sus vástagos neoliberales los monopolios de PEMEX, LFC, CFE y la prohibición a los individuos de poder producir y distribuir energía de manera privada?

 

¿Qué tan capitalistamente salvajes son el laberinto de trámites para abrir y cerrar empresas, la inseguridad jurídica y la indefinición de los derechos de propiedad?

¿Son liberales las alianzas corporativas que ha desarrollado el gobierno para fijar determinados precios?, ¿el afán confiscatorio de la Secretaría de Hacienda?

 

¿Son todas las restricciones laborales, los convenios colectivos o la prohibición de contratar trabajadores no sindicalizados muestras de la libertad que tenemos los mexicanos de asociarnos libremente entre nosotros?

 

¿Y qué podemos decir acerca de que sea desde un organismo estatal como la Banca Central donde se fije un precio tan importante como el tipo de interés y no en el mercado?

 

Los mexicanos y los habitantes del mundo en general nos encontramos sufriendo una severa crisis económica. Sin embargo, resulta injusto achacarla al libre mercado el cual se encuentra, como vemos, muy restringido llegando a estar incluso totalmente ausente en un mercado como el monetario. Sobre todo cuando es precisamente en la moneda y mediante las políticas monetarias expansivas de gobernantes y banqueros centrales irresponsables que esta crisis se gestó.

 

Roberto Salinas puede tener razón cuando señala que el daño que la crisis ha producido a la defensa de nuestras ideas ha sido devastador. Sin embargo, estamos ante una gran oportunidad no sólo para desenmascarar las falacias socialistas con los hechos, sino para defender que de una vez por todas sea establecida la libertad en un sector tan importante como el monetario. Propuestas como la libre-moneda, sobre la que Hayek escribió en una de sus últimas obras, La desnacionalización del dinero (1976), están de rabiosa actualidad y de muy recomendada lectura.

 

***

Dedicado a la memoria de un mexicano ejemplar.

 

En un país lacerado por sentimientos xenófobos, él eligió ser mexicano cuando otros no tuvimos otro mérito que el de nacer en México. En un país lastimado por la violencia, él no se resignó a ser victima de la misma y eligió combatirla como servidor público. En un país falto de acuerdos y urgido de dialogo, él buscó el consenso mostrando que es más lo que nos une que lo que nos separa.

 

A Juan Camilo, con cariño.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus