VIERNES, 28 DE NOVIEMBRE DE 2008
Liberalización comercial

¿Ud. está de acuerdo en que el gobierno mexicano regale 100 millones de dólares a gobiernos centroamericanos para frenar la inmigración?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“El llamado para la conclusión de la Ronda de Doha es una muestra de inaudito cinismo, particularmente por parte de los gobiernos estadounidense, francés y japonés. Lo que tiene detenidas las conversaciones y acuerdos para finalizar esta ronda de negociaciones dentro de la OMC es precisamente la rotunda negativa de esos países para eliminar o al menos reducir los subsidios que se otorgan a sus sectores agropecuarios.”


En las dos últimas reuniones multilaterales, la del grupo de los 20 y la del grupo de países que compone la APEC, uno de los temas que resaltaron en este ambiente de crisis financiera internacional fue el relativo al comercio internacional. En ambas reuniones se acordó, como declaración de principio, impedir que surjan medidas proteccionistas que destruyan el comercio internacional y, más aun, se pronunciaron por finalizar rápidamente la Ronda de Doha que significaría una mayor liberalización de los flujos comerciales internacionales así como de la inversión extranjera directa.

 

Respecto del primer punto de acuerdo, resalta su importancia ya que en la actual situación económica internacional, con prácticamente todos los países desarrollados y algunos en vías de desarrollo experimentando una notable desaceleración de las tasas de crecimiento económico e inclusive presentando ya tasas negativas de crecimiento, imponer barreras al comercio internacional sean arancelarias o de otro tipo, tendría como resultado una contracción significativa de los flujos comerciales y una profundización de la recesión mundial. No hay que olvidar que la gran depresión que se experimentó a principios de la década de los treinta del siglo XX fue el resultado de la política estadounidense de cerrar su economía y las represalias que tomaron al respecto otros países, particularmente los europeos; sin la destrucción del comercio que resultó, la quiebra financiera del ’29 no hubiese pasado de ser una recesión profunda pero no se hubiese llegado a la depresión.

 

Respecto del segundo punto, el llamado para la conclusión de la Ronda de Doha es una muestra de inaudito cinismo, particularmente por parte de los gobiernos estadounidense, francés y japonés, aunque otros gobiernos de países de Europa occidental no se quedan muy atrás. Lo que tiene detenidas las conversaciones y acuerdos para finalizar esta ronda de negociaciones dentro de la Organización Mundial de Comercio es precisamente la rotunda negativa de los países desarrollados para eliminar o al menos reducir los subsidios que se otorgan en cada uno de estos países a sus sectores agropecuarios así como la negativa para reducir los aranceles que enfrentan las exportaciones agrícolas de los países subdesarrollados. Pensar que porque en ambas reuniones los jefes de Estado se pronunciaron por llegar a un acuerdo final de liberalización comercial ésta se va dar, es simplemente no reconocer que estos gobiernos son presa del chantaje de poderosos grupos de interés, los agricultores, que no están dispuestos a perder sus rentas y que harán todo lo que esté en sus manos para impedir el retiro de subsidios y la apertura.

 

Y mientras esto sucede, es papel del gobierno mexicano eliminar de una vez por todas las barreras arancelarias a las importaciones provenientes de países con los cuales no hay un tratado de libre comercio así como las no arancelarias para todas las importaciones, no importa que la CONCAMIN y la CANACINTRA griten. México, a pesar de ser una de las economías más abiertas en cuanto a importaciones por el TLC, es una de las más cerradas del mundo para las importaciones provenientes de otros países, siendo que casi el 15% de las importaciones totales entran en esta última categoría.

 

Esperemos que la vocación librecambista mostrada por el presidente Calderón en estas dos reuniones se traduzca rápidamente en hechos y no quede solamente como un discurso.

• Globalización / Comercio internacional

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus