Hablando en plata
Dic 19, 2008
Luis Pazos

Tasas de interés y pena de muerte

Una cosa es reconocer que existe el problema, buscar solucionarlo y otra es recomendar medidas que, aunque políticamente pueden traer simpatías a quienes las proponen, en la práctica no solucionan el problema.

Durante un tiempo defendí la pena de muerte y en muchas ocasiones todavía me dan ganas de que se aplique; sin embargo, al hacer un análisis desapasionado, objetivo y empírico de los resultados de la pena de muerte, donde ha estado o está vigente, no ha reducido la delincuencia; por lo tanto, no es un medio para desalentar secuestros y asesinatos.

 

Cuando las tasas de interés están por arriba de los niveles que consideramos deberían cobrar, se nos antoja que la solución es establecer un tope o control a las tasas por parte de las autoridades. La experiencia de varios siglos en todas las partes del mundo, demuestra que los controles de precios no funcionan y el control de tasas es un control de precios. En el caso de Chile y Colombia, los controles de tasas arrojaron resultados contraproducentes. Sacaron del mercado de tarjetas de crédito a sectores de medianos y bajos ingresos, obligándolos a buscar préstamos en el sector informal donde las tasas son más altas.

 

Una cosa es reconocer que existe el problema, buscar solucionarlo y otra es recomendar medidas que, aunque políticamente pueden traer simpatías a quienes las proponen, en la práctica no solucionan el problema.

 

Si queremos menor delincuencia, reduzcamos la impunidad y si queremos menores tasas, aumentemos el número de instituciones financieras que ofrezcan tarjetas; exhibamos a las instituciones que cargan tasas más altas, obliguemos a todos los bancos a que transparenten a los clientes las tasas y las comisiones que cargan y eduquemos a los usuarios para que lean, comparen y piensen antes de utilizar una tarjeta de crédito. Ese camino, junto con una menor inflación a nivel país y un entorno jurídico más ágil, son las verdaderas soluciones para bajar las tasas.

• Populismo


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Donde hay una necesidad nace un derecho.

Axel Kiciloff
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo en Washington en 2020
Arturo Damm
• PIB
Ricardo Valenzuela
• ¿Quién es realmente Donald Trump?
Arturo Damm
• Estado comatoso