Ideas al vuelo
Ene 13, 2009
Ricardo Medina

¿El Gran Hermano en mi teléfono?

Está en manos del Presidente evitar que perdamos libertad y privacidad a cambio de un presunto combate a la inseguridad de muy dudosa eficacia.

Uno de los grandes errores que cometió el gobierno de George W. Bush tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 fue llevar las disposiciones de seguridad nacional (homeland security) a un extremo tal que dañó en la práctica la libertad y el respeto a la vida privada de las personas.

 

La justificación ha sido poderosísima: Evitar que se repita un atentando terrorista similar en territorio de Estados Unidos. Aún así ha sido un grave error: la libertad y el derecho a la privacidad jamás deben ser negociables.

 

En México estamos a punto de cometer un error semejante a partir de un pretexto igualmente poderoso: evitar que bandas criminales extorsionen y mantengan bajo amenaza y en zozobra a la población mediante el mal uso de teléfonos celulares.

 

Depende del Presidente Felipe Calderón evitar que este error se cometa. Sólo falta que el Ejecutivo promulgue en el Diario Oficial el decreto que crearía el registro nacional de teléfonos celulares y que permitiría que tengan acceso a los datos personales de dicho registro autoridades federales y locales vinculadas a la “procuración de justicia”, incluso sin mediar la orden de un juez.

 

En el mejor de los casos, tal registro será ineficaz (como prácticamente todos los registros personales que quien quiere los puede eludir, dada la ineficiencia y la corrupción que priva en las instancias burocráticas) y en el peor de los casos provocará más y peores delitos –como el de robo con violencia de los celulares y privando de la libertad o de la vida a la víctima para evitar que el robo sea denunciado- y más amenazas para la integridad de las personas, así como para su privacidad.

 

Más allá de estos riesgos, que me parecen obvios y no imaginarios, me opongo  a este registro por un principio básico: La privacidad y la libertad de comunicación de las personas jamás deben ser puestas en riesgo. No deseo que el día de mañana un ignoto procurador o el empleadillo de una compañía telefónica tenga acceso a mis datos personales: nombre, domicilio, números de teléfono a los que he hablado, números de teléfono de los que me han hablado.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante