JUEVES, 29 DE ENERO DE 2009
Inflación y crecimiento (II)

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Por qué la inflación no ocasiona un mayor crecimiento de la producción?”


Hay quienes creen que una mayor inflación es causa de un mayor crecimiento en la producción, creencia que, en tiempos de recesión, como los actuales, resulta atractiva, ya que se cree que se cuenta con la receta para salir de la misma.

 

La “lógica” detrás de esta creencia es la siguiente: la inflación, es decir: el alza general de precios, le permite a los empresarios aumentar sus ganancias, lo cual alentará su inversión, aumentará su producción, e incrementará la oferta de bienes y servicios, que a su vez compensará los daños que, en materia de poder adquisitivo, genera el alza de precios. La creencia, ¿es correcta?

 

Entre 2008 la inflación pasó de 3.8 a 6.5 por ciento, y el crecimiento de la producción lo hizo de 3.3 a 1.7 por ciento (estimado), lo cual quiere decir que, al tiempo que la inflación de 2008 resultó 71.1 por ciento mayor que la del 2007, la tasa de crecimiento de la producción terminó siendo 48.5 por ciento menor. Una mayor inflación, ¿es causa de mayor crecimiento?

 

Otra muestra. En el sexenio de Miguel de la Madrid la inflación promedio anual fue 86.7 por ciento y el crecimiento, también promedio anual, de la producción fue 0.9 por ciento. La inflación, ¿causa crecimiento? No, pese a lo cual se multiplican las voces, sobre todo de legisladores - quienes tienen el poder para modificar las leyes en la materia, desde la Constitución (artículo 28, párrafo sexto), hasta la Ley del Banco de México (capítulo 1, artículo 2) -, que exigen se le imponga al banco central la tarea de, además de preservar el poder adquisitivo del dinero, promover el crecimiento, es decir,  generar inflación, lo cual sería un error, ya que el resultado sería mayor inflación sin mayor crecimiento.

 

¿Por qué la inflación no ocasiona un mayor crecimiento de la producción? Porque es un alza general de precios, lo cual quiere decir que no solamente aumentan los precios de las mercancías ofrecidas por los empresarios, sino también los precios de los factores de la producción, lo cual eleva sus costos, de tal manera que la “lógica” que sustenta a las teorías keynesianas (y que afirma que el alza general de precios le permite a los empresarios aumentar sus ganancias, lo cual alentará sus inversiones, lo cual aumentará la producción), es incorrecta, ya que el aumento en los precios de los factores de la producción, y por lo tanto el incremento en los costos de producción, contrarresta el aumento en el precio de la mercancía ofrecida, pudiendo no haber aumento en la utilidad, o pudiendo haber reducción de la misma e inclusive pérdidas, lo cual desincentiva las inversiones y la producción.

 

Lo dicho en el último párrafo, ¿es pura teoría? Veámoslo. El año pasado el Índice Nacional de Precios al Consumidor, que mide el cambio en los precios de las mercancías ofrecidas a los consumidores, siendo la medida más socorrida de la inflación, aumentó 6.5 por ciento. El Índice Nacional de Precios Productor, que estrictamente hablando no es una medición de los cambios en los costos de producción, pero cuya finalidad es la medición de la inflación “por el lado de la oferta”, inflación por el lado de la oferta que está determinada por los costos de producción, se incrementó 7.8 por ciento. Lo dicho en el último párrafo, ¿es pura teoría?

 

Sería un grave error el que los legisladores le impusieran al Banco de México, además de la tarea de mantener la estabilidad de precios y preservar el poder adquisitivo del dinero, la de promover el crecimiento, algo que, por lo explicado en la primera entrega de esta serie, sería contradictorio. La mejor contribución que cualquier banco central, incluido el Banco de México, puede hacer al progreso económico, mismo que comienza por el crecimiento en la producción de bienes y servicios, es garantizar una moneda sana y fuerte, que mantenga el poder adquisitivo de los consumidores y, todavía más importante, de los ahorradores.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus