LUNES, 2 DE MARZO DE 2009
Algunas preocupaciones monetarias y fiscales

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“Los pobres nos facilitan el acceso al Cielo. Ya desde ahora son el tesoro de la Iglesia. Nos muestran la riqueza que no se devalúa nunca, la que une la Tierra y el Cielo, y por la que verdaderamente vale la pena vivir: el amor.”
Papa Francisco


Más artículos...
Luis Pazos
• México en el Índice de Progreso Social

Arturo Damm
• Economía y moral

Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Más vale que las autoridades estadounidenses no le falten el respeto a los acreedores de EU, que confían aún en el billete verde. Por el bien del mundo más vale que así sea.”


Si alguien dudaba aún sobre la “latinoamericanización” de EU, sólo hay que ver las cifras presupuestales que envió el Presidente Obama al Congreso. Obama presentó su primer presupuesto, que prevé un déficit de 1.75 billones de dólares, así como un gasto de 3.55 billones para el ejercicio fiscal 2010.

 

Asimismo, el déficit fiscal se dispara a un nivel histórico y escalofriante, y se espera que se sitúe en poco más del 12% del PIB.

 

Aunque Obama ha declarado su preocupación por corregir el gigantesco desequilibrio fiscal, francamente no veo cómo. Preocupante la actuación bananera del gobierno estadounidense. Por el momento una salida será que los chinos prosigan confiando en el dólar y así financiando el gigantesco boquete de las finanzas públicas del gobierno estadounidense. Pero no bastará, y para desgracia, es muy probable que el gobierno de Obama termine por anunciar alzas pronunciadas en impuestos. Una vez más se confirma, lo que gastan y gastan los gobiernos hoy, son deudas que mañana dolorosamente tendrán que pagar las siguientes generaciones. La resaca en su máxima intensidad.

 

En el caso monetario, cuidado, también veo focos rojos. Aunque el Presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, ha declarado que detendrá la expansión monetaria en el momento en que ésta sea inflacionaria, cuidado, porque veo a la autoridad monetaria estadounidense medio confiada. La “maquinita” de hacer billetes ya fue echada andar a lo “bestia.” Si el lector es especialista, puede checar el crecimiento exponencial que en los últimos años han tenido los agregados monetarios de EU. Una sugerencia es visitar la siguiente página de la FED http://www.newyorkfed.org/aboutthefed/fedpoint/fed49.html

 

Al día de hoy están rotos los llamados mecanismos de transmisión de la política monetaria. Es decir, la autoridad monetaria emite y emite dinero y éste no parece afectar, de momento, a la demanda agregada. Así, los nuevos dólares que la FED ha lanzado sin ton y son al mercado, simplemente no son gastados por los consumidores ni utilizados por los bancos comerciales para otorgar más créditos. Obvio, la desconfianza y el endeudamiento reina en la economía estadounidense y la FED no puede hacer nada.

 

Ahora bien, esto es temporal, y hay evidencia empírica contundente sobre los efectos retardados de la política monetaria sobre el accionar de los agentes económicos. Si en determinado momento pasa lo peor, se conoce con exactitud la pérdida que han dejado los “activos tóxicos,” la respuesta en demanda agregada a mediano plazo podría ser violenta, y nuevamente, obligar a la FED a subir sus tasas. Este sería un escenario de hiperinflación con estancamiento económico. Como ser humano, mi sentir es de preocupación, por ver tantas pérdidas y desgracias financieras de millones de personas.

 

Ojalá que en esta crisis se entierren las viejas teorías que ven al dinero cómo un factor de crecimiento.

 

Ojalá que de una vez por todas se entienda que el dinero en Estados Unidos -y cualquier otro país- es únicamente deuda. Los depósitos a la vista son la deuda de los bancos comerciales y las instituciones de ahorro. La divisa es la deuda de la Reserva Federal. Ninguno de estos elementos tiene un valor intrínseco y tampoco es “respaldado” por una mercancía como el oro. Lo que realmente da al dinero su valor es la combinación de diversos factores. Siempre que los miembros de una sociedad acepten el dinero como instrumento de cambio, éste tiene valor. Los ciudadanos aceptarán el dinero a cambio de bienes y recursos mientras sepan que a su vez pueden utilizarlo para comprar otros bienes y recursos. El factor determinante del valor del dinero es la oferta y la demanda del mismo. Dada la demanda de dinero, la oferta determinará el valor o el poder adquisitivo del mismo. Mediante el control de la cantidad de dinero de los depósitos que pueden crear los bancos comerciales y las instituciones de ahorro, el Sistema de la Reserva Federal puede influir en la cantidad de dinero en circulación y por lo tanto, en su valor.

 

Si la FED no cumple con su papel de procurar liquidez con estabilidad, entonces su papel se pervierte y se vuelve un “destructor” del valor del dólar. De hecho, quienes pensamos que los bancos centrales deben eliminarse, lo hacemos por la evidencia histórica de que desde que existen los bancos centrales -como la FED- las monedas únicamente se han depreciado por las actuaciones erradas en política monetaria. Éste también es el caso de México.

 

Más vale que las autoridades estadounidenses no le falten el respeto a los acreedores de EU, que confían aún en el billete verde. Por el bien del mundo más vale que así sea.

 

La tenencia

Con completa y agradable sorpresa recibí la noticia sobre la propuesta de eliminación de un impuesto infame, inmoral e ilegal que es el de la tenencia vehicular. Ojalá luego no se me rajen en el Congreso sobre esta medida que todos los usuarios mexicanos de autos deseamos. ¿Quiénes se opondrán ferozmente? Tal como lo expresé la semana pasada, los gobiernos populistas como el de Marcelo Ebrard. Ahí está ya chillando. Ya veremos cuántos más se le unen a su miserable causa.

• Crisis / Economía internacional • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus