JUEVES, 23 DE ABRIL DE 2009
Déficit fiscal: Conceptos y magnitudes

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“Cien millones de dólares es sólo el 0.003 por ciento del déficit fiscal proyectado.”


Barack Obama propone unos cuantos valores fundamentales en torno a los cuales no sólo demócratas y republicanos sino la gran mayoría de los estadounidenses pueden reconstruir “el sueño americano”. Correcto.

 

Un gobernante debe unir no ahondar las divisiones, aun cuando tales divisiones le reditúen electoralmente en el corto plazo.

 

Uno de esos valores invocados por Obama es el del ahorro y la frugalidad: El gobierno, al igual que las empresas y las familias, no puede gastar permanentemente por encima de sus ingresos. Por eso el abrumador y creciente déficit fiscal de Estados Unidos resulta una aberración. Otra vez: Correcto.

 

El problema es cuando pasamos del concepto abstracto a las magnitudes numéricas; cuando pasamos del discurso a las realidades. Una y otra vez, en el discurso, Obama habla de que se deberá corregir el déficit fiscal –enderezar la nave- pero, al analizar sus propuestas de gasto para los próximos años y aceptando sus optimistas proyecciones de ingresos públicos futuros, el resultado es descorazonador.

 

Obama pidió a su gabinete identificar en los próximos 90 días en qué renglones específicos se debe hacer un “fuerte” recorte al gasto público federal. Suena bien, suena de acuerdo con la propuesta de enderezar el barco, pero estamos hablando de recortar el gasto ¡en 100 millones de dólares! Eso es un grano de arena en la inmensidad del desierto.

 

Greg Mankiw, excelente profesor de economía en Harvard y algún tiempo asesor de George W. Bush (lo que significa que no es, ni de lejos, un simpatizante de Obama) sacó la calculadora y anunció que 100 millones de dólares son el 0.003 (cero-punto-cero-cero-tres) por ciento de los 3.5 millones de millones (billones en español, “trillions” en inglés “americano”) del déficit fiscal proyectado para 2010 por el mismo gobierno de Obama.

 

Obama es inteligente y ha dado muestras de ser un político respetable y honesto; de los mejores dentro de lo que hay (que no es mucho). Pero estos números lo dejan sólo como otro bien intencionado más. Estos números, este déficit escandaloso (del cual Obama sólo es responsable parcialmente y del cual hay que pedir cuentas en especial a George W. Bush) es como una lápida sobre el inteligente discurso de Obama.

 

Obama necesitará mucho más que “gestos políticamente correctos” para enderezar la nave. Debe aprender a “leer” las magnitudes numéricas detrás de los grandes conceptos. A todos nos convendría.

• Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus