VIERNES, 24 DE ABRIL DE 2009
Refinería: Su costo de oportunidad

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuál será el costo de oportunidad en el caso de la nueva refinería, cuyo costo de producción será, más o menos, de 9 mil millones de dólares?”


Economistas de la talla de William Stanley Jevons, Joseph Schumpeter, Friedrich Hayek y Murray Rothbard, consideran a Ricardo Cantillon (1680 – 1734), y no a Adam Smith (1723 – 1790), el padre de la ciencia económica, basándose en el hecho de que fue el primero, y no el segundo, quien descubrió el costo de oportunidad, una de las realidades más importantes en el campo de la acción humana, en general, y de la actividad económica, en particular.

 

El costo de oportunidad es la opción, u opciones, a la que se renunció, o renunciaron, por haber elegido una entre ellas. Si entre tres opciones – A, B y C -, elijo A, el costo de oportunidad es B y C. El costo de oportunidad (por ejemplo: B y C) surge cada vez que alguien destina recursos a la producción de algún bien o servicio (por ejemplo: A), lo cual se inicia con la inversión necesaria para conjuntar todos los factores de la producción necesarios para producir dicha mercancía. Todos los recursos utilizados para producir A se dejaron de usar para producir B o C, C o B que son el costo de oportunidad por haber producido A.

 

Entendido el costo de oportunidad, debemos preguntarnos cuál va a ser el mismo en el caso de la nueva refinería, cuyo costo de producción será, más o menos, de 9 mil millones de dólares. Con otras palabras, ¿qué podría hacer el gobierno, con ese dinero, si no lo destinara a la construcción de la mentada refinería? ¿Qué podría hacerse, suponiendo total honestidad y eficacia en el manejo de esos recursos, suponiendo a su vez que el gobierno es capaz de tal manejo, en materia de combate, no al narcotráfico, pero sí a las adicciones? Puestas así las cosas empezamos a darnos cuenta de cuál puede ser el costo de oportunidad de la refinería, construida, al final de cuentas, con el dinero de los contribuyentes, sobre todo si tomamos en cuenta que la misma podría ser construida por particulares, con capital privado, lo cual eliminaría el costo de oportunidad de financiar su construcción con recursos del gobierno, es decir, de los contribuyentes.

 

¿Cuál es el costo de oportunidad del prejuicio en contra de la inversión privada, tanto nacional como extranjera, en sectores estratégicos de la actividad económica, como lo es desde la extracción hasta la refinación de petróleo? Si la industria eléctrica y petrolera estuvieran en manos privadas, ¿cuántos impuestos nos podríamos ahorrar los contribuyentes o, si los impuestos no variaran, cuáles otros bienes y servicios podrían ser ofrecidos por el gobierno? Para insistir en el punto: ¿cuál será, en términos de combate contra las adicciones, el costo de oportunidad de la nueva refinería? ¿Qué podría hacer el gobierno, en los próximos cinco o seis años, con 9 mil millones de dólares en materia de combate a las adicciones? ¿Qué se necesita para que lo haga? Que superen, quienes lo padecen, comenzando por muchos legisladores, el prejuicio contra la inversión privada, nacional y extranjera, en la industria petrolera.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus