VIERNES, 24 DE ABRIL DE 2009
La más débil

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“Somos estructuralmente débiles y de ahí que la crisis económica mundial nos pegue tan duro.”


Según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional la economía mexicana será, de todas las del continente americano la que mayor caída tendrá del PIB, estimada en 3.7%; otra forma de ponerlo es que vivimos en una de las economías más débiles de la región. Son varias las causas de que la recesión mundial nos pegue tan fuerte.

 

La primera es el alto grado de integración de la economía mexicana con la estadounidense, particularmente a través de las exportaciones manufactureras. Siendo Estados Unidos el principal mercado para nuestras exportaciones, la caída del PIB estadounidense estimada por el FMI en 2.8%, naturalmente tiene un efecto significativo en uno de los principales sectores de actividad económica, el industrial.

 

La segunda razón es que durante el sexenio anterior se tomó la decisión de gastarse prácticamente todos los recursos provenientes de las exportaciones petroleras en lugar de haber hecho, como sí lo hizo Chile, una reserva de recursos para poder utilizarlos de manera contracíclica. México desperdició seis años de un volumen elevado de exportaciones de petróleo junto con un también elevado precio promedio de este bien para financiar gasto corriente, tanto al nivel federal como en los estados y municipios a través del sistema de participaciones federales es decir, lo que el gobierno hizo fue derrochar la riqueza petrolera; no sólo no se constituyó una reserva, sino que peor aun, no se transformó un recurso no renovable como es el petróleo en capital reproducible, particularmente en una mayor cantidad y calidad de infraestructura.

 

La tercera razón es la ineficiencia y debilidad del marco institucional mexicano. Una muy deficiente definición de los derechos privados de propiedad que implica un riesgo expropiatorio elevado, una enorme cantidad de leyes, muchas de ellas ineficientes que, junto también con una enorme maraña regulatoria en todos los niveles e instancias de gobierno, derivan en altas barreras de entrada y salida de empresas del mercado así como la existencia de prácticas monopólicas en sectores claves de la economía como son las telecomunicaciones y los energéticos. A lo anterior hay que agregarle la también muy deficiente e ineficiente garantía de protección judicial de los derechos privados de propiedad y la incertidumbre que ello genera sobre el cumplimiento de contratos entre agentes privados y entre éstos y el gobierno, lo que se traduce en la exigencia ex ante de un alto rendimiento de la inversión y, consecuentemente, en menores flujos de acumulación de capital.

 

Una cuarta razón es la persistente expropiación de parte de las utilidades de las empresas por parte de una burocracia que utiliza el poder público para obtener rentas; México es un país con una notoriamente alta incidencia de corrupción. La apropiación de rentas no solamente se limita a la burocracia, sino también a toda una serie de parásitos (sindicatos, grupos políticos, etcétera) que impiden una mayor generación de riqueza.

 

Obviamente hay más causas de nuestra debilidad, la cual va más allá de ser coyuntural. Somos estructuralmente débiles y de ahí que la crisis económica mundial nos pegue tan duro.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus