VIERNES, 15 DE MAYO DE 2009
La venganza del mercado

Según usted, ¿cuál es el factor que más está incidiendo en la depreciación del peso?
Trump / Elecciones EU
El desorden fiscal
El temor a una alza de tasas de interés en EU
El precio del petróleo
Otro



“Los recursos son escasos: el gobierno debería invertir en la producción de riqueza, no gastar en la satisfacción de necesidades. Es éticamente justo y económicamente eficaz.”
Félix de Jesús

Luis Pazos









“La crisis que vivimos es un ajuste del mercado ante abusos y excesos promovidos o tolerados en muchos casos por algunos gobiernos, quienes crearon auges artificiales a través de un exceso de gasto y endeudamientos que inevitablemente terminan en crisis inflacionarias o recesivas.”


Hay quienes parten de la premisa que la crisis recesiva que vivimos a nivel mundial y que le ha llevado a perder parte de su patrimonio a millones de ahorristas, es producto de fallas del sistema neoliberal, capitalista o del mercado.

 

Esa premisa es falsa, la crisis que vivimos es un ajuste del mercado ante abusos y excesos promovidos o tolerados en muchos casos por algunos gobiernos, quienes crearon auges artificiales a través de un exceso de gasto y endeudamientos que inevitablemente, como demuestro en el libro “La crisis y cómo librarla”, terminan en crisis inflacionarias o recesivas.

 

Varios analistas comentaron desde hace años el peligro de la manga ancha con que el gobierno de Estados Unidos promovía los créditos hipotecarios, los que no fueron la causa primera de esta recesión, sino “el chorro” que derramó el vaso. El abuso de los créditos hipotecarios por instituciones creadas por el gobierno de EUA dejó al descubierto los excesos de otras instituciones financieras privadas, que obraron conforme a los incentivos de un mercado manipulado mediante tasas y créditos.   

Quienes analizan la recesión actual más allá de obsoletos y viejos esquemas ideológicos de izquierda, derecha, neoliberalismo o capitalismo, saben que la solución a la crisis no es estatizar los bancos, duplicar las reglamentaciones, sino impedir que se multipliquen los créditos sin un respaldo de reservas razonables y que ningún gobierno, bajo la excusa de combatir la pobreza o incentivar el crecimiento, estimule directa o indirectamente la multiplicación de medios de pago y de créditos, los que a corto plazo generarán auges, pero terminan, como quienes toman en exceso, en crudas o recesiones.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus