LUNES, 15 DE JUNIO DE 2009
Activismo positivo y negativo

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Henry Miller







“El activismo es positivo cuando defiende los derechos civiles y procura frenar las restricciones exageradas de los gobiernos y su entrometimiento en nuestras vidas. Todos nos beneficiamos con la presentación de nuevas ideas y su libre discusión. Pero los activistas no operan siempre de buena fe.”


El activismo es positivo cuando defiende los derechos civiles y procura frenar las restricciones exageradas de los gobiernos y su entrometimiento en nuestras vidas. Todos nos beneficiamos con la presentación de nuevas ideas y su libre discusión. Pero los activistas no operan siempre de buena fe.

 

Un ejemplo reciente fue la llamada campaña a favor de cosméticos sanos, lanzada por radicales y supuestos ambientalistas, acusando a los productos infantiles de Johnson & Johnson de causar cáncer. A raíz de esa campaña, 3.500 tiendas en China suspendieron la venta de tales productos y el gobierno procedió a hacer una investigación. Los reguladores chinos actuaron rápidamente y, apenas una semana más tarde, los productos cuestionados estaban nuevamente a la venta.

 

Otro caso mucho más trágico ha sido la oposición histérica de activistas ambientales a los pesticidas que matan insectos portadores de graves enfermedades. Desde que se prohibió el uso del DDT, enfermedades como la malaria y el dengue han aumentado. La Organización Mundial de la Salud estima que la malaria mata a alrededor de un millón de personas anualmente y hay entre 300 y 500 millones de nuevos casos de malaria cada año. Los activistas rehúsan aceptar el hecho que las alternativas al DDT que se utilizan hoy son mucho menos efectivas y, además, muchas de ellas resultan tóxicas para peces y otros organismos acuáticos.

 

China no ha permitido que grupos como Greenpeace, Internacional de Consumidores y Amigos del Ambiente interfieran en los adelantos en las modificaciones genéticas que han aumentado considerablemente la producción de arroz, algodón, tomates, etc., eliminando el hambre y aumentando considerablemente el bienestar general de la gente.

 

Por otra parte, un activismo positivo podría remediar las fallas en la manufactura de productos chinos, evitando la inclusión de plomo en la pintura de juguetes, lo mismo que añadir melamina a comida para perros y también glicol dietileno a la pasta de dientes, por lo que murieron unas cien personas en Panamá.

 

Un activismo positivo por parte de grupos de consumidores presiona a los gobiernos a penalizar el comportamiento poco ético de aquellos que hacen daño a la salud pública.

 

___* Médico y biólogo investigador de Hoover Institution, Universidad de Stanford.

© www.aipenet.com

• Ambientalistas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus