MARTES, 23 DE JUNIO DE 2009
El tiempo se agota

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“Solamente nos quedan 12 años de la ventana demográfica y, o hacemos ya los cambios estructurales que se requieren para que la economía empiece a crecer a tasas elevadas y sostenidas o, simple y sencillamente, el futuro de México será más que mediocre; en realidad México estará en peligro de dejar de ser un país viable.”


Ya desperdiciamos 10 años de la ventana de oportunidad que significa el cambio en la estructura demográfica del país, misma que implica un aumento relativo en la gente en edad de trabajar en comparación con los niños y jóvenes menores de 15 años y con los adultos mayores de 65 años. Para este año se estima que el índice de dependencia, medido como la suma de todos aquellos menores de 15 años y mayores de 65 como porcentaje de la población en edad de trabajar ajustado por el grado de participación de estos en el mercado laboral (60%) es de 1.63 es decir, cada individuo trabajando mantiene a 1.63 individuos. Dados lo cambios demográficos que se darán en los años por venir, con una reducción de las tasas de fertilidad y natalidad así como por el envejecimiento de la población, este índice de dependencia se seguirá reduciendo hasta el 2021, a partir de cuando volverá nuevamente a aumentar.  Esto implica que solamente nos quedan 12 años de la ventana demográfica y, o hacemos ya los cambios estructurales que se requieren para que la economía empiece a crecer a tasas elevadas y sostenidas o, simple y sencillamente, el futuro de México será más que mediocre; en realidad México estará en peligro de dejar de ser un país viable.

 

Este negro panorama se deriva de un hecho muy sencillo: dado el arreglo institucional relacionado con la seguridad social, únicamente alrededor de 12 millones de individuos de los 32 millones que están trabajando tienen garantizada una pensión para cuando cumplan 65 años. La principal explicación de ello es que existe una altísima movilidad de los trabajadores entre el sector formal y el informal, tal que una parte importante de los trabajadores no alcanzará a acumular durante su vida laboral el mínimo de semanas de cotización requeridas por la ley del IMSS para acceder a una pensión, a lo cual hay que agregar todos aquellos individuos que ni siquiera cotizan en este Instituto, sea porque siempre han laborado en la informalidad o porque son trabajadores por cuenta propia.

 

Lo anterior implica que si no cambiamos, con carácter de urgente, la estructura de la economía para que ésta empiece a crecer a tasas elevadas, incorporando un número cada vez mayor de individuos al mercado laboral formal, cuando el índice de dependencia empiece a aumentar a partir de 2022, los que estén laborando tendrán que destinar una parte creciente de su ingreso a mantener a los jóvenes, pero particularmente a mantener a los viejos, con lo que la tasa de ahorro nacional prácticamente se desplomará. Ello cancelaría prácticamente todas las posibilidades de que la economía invierta y crezca. Los cambios que se requieren ahí están: una desregulación de los mercados, una reforma laboral que elimine el sesgo en contra del empleo formal y del cambio tecnológico, una reforma tributaria que alinee los incentivos con la generación de riqueza, una desmonopolización de la economía y muchas otras que se ya se han señalado hasta el cansancio.

 

El tiempo se agota pero a los políticos esto les importa un pepino.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus