LUNES, 6 DE JULIO DE 2009
Un blindaje contra la expansión neocomunista

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Si en México prosigue triunfando la partidocracia, entonces esa será la debilidad contra la expansión neocomunista. Ya lo hemos visto en América Latina. Es necesario blindarnos, la partidocracia es la entrada perfecta al totalitarismo.”


Definitivo, en México y América Latina la democracia está en serio peligro. Yo no sé que ocurrirá con el voto nulo en México (para cuando el lector lea éste artículo ya sabremos más al respecto), pero al menos me arriesgué a asumir una decisión -la del voto nulo- en la que con sinceridad (jamás arrogancia) creí. Si falla, y no hay cambios, entonces, me temo, los mexicanos estamos en camino a la vuelta (una vez más) de una dictadura. Y lo digo con temor, con ganas de equivocarme, no con la actitud de un “arrogante astrólogo.”

 

El voto nulo no perseguía que un exégeta interpretara a las posibles “mentadas de madre” de un servidor o de quien compartiera el hartazgo por la partidocracia. Hay que revisar la historia, en varios de los países que vivieron el infierno del comunismo, el cambio llegó de manera espontánea, del hartazgo de los ciudadanos (muchos, jugándose el pellejo y jamás pensando en el calculo político; por supuesto, muchos murieron en el intento). También hubo estrategia política (Ronald Reagan y el Papa Juan Pablo II), pero basada en el hartazgo de movimientos sindicales como el polaco de la época. Así que los cambios también pueden provenir de las personas, animadas –siempre con el liderazgo de alguien ciertamente- por el hartazgo de un sistema político que viola flagrantemente las libertades.

 

 La intención del voto nulo (ojo, la intención, no el voto nulo perse) al menos fue un deseo de dar a conocer un descontento ciudadano, por cierto, no sólo de las “élites académicas y periodísticas.” Quien afirme lo contrario debe probarlo.

 

Ahora bien, lo importante es qué pasará de aquí en adelante. Los que repudiamos los actos de la partidocracia debemos evolucionar a propuestas inteligentes que no se queden en un mero “capricho de protesta.”

 

Por lo pronto, y dado los acontecimientos de Honduras (en donde el gorilón Hugo Chávez una vez más es protagonista) hay que reiterar por qué las democracias en América Latina están en peligro y la mexicana no es la excepción.

 

Más allá de enumerar propuestas como “basta 10”, es necesario entender que las democracias latinoamericanas (con excepciones como Chile) son débiles, y ello es así por que están apoyadas en constituciones socialistas, constituciones que privilegian al Estado por encima de los ciudadanos. Honduras, debido a los distintos golpes militares sufridos a lo largo de su historia, se blindó con una ley que no permitiera la destrucción del equilibrio de poderes. Por desgracia, y dada su magra arquitectura institucional, la solución (y con ello el portazo a Chávez) de expulsar al aspirante de dictador Zelaya, quedó y se juzgó como un golpe de Estado (por cierto, nuevamente el Presidente Álvaro Uribe con su decisión de mantenerse neutro -por inteligencia y no por autismo político-mostró ser un verdadero estadista que ama la libertad; el Presidente Calderón, como siempre, en materia de política exterior, quedó como un lacayo de las izquierdas estalinistas más rancias de América Latina; vaya con nuestro “presidente de derecha”) en donde la capturada OEA (capturada por la izquierda radical, esa que pidió el regreso de Cuba al organismo) nuevamente junto con Obama le hicieron el juego al gorilón venezolano.

 

Yo soy de los liberales que pensamos que la democracia vulgar, esa que se impone por los números 51-49, es un verdadero peligro. La están usando los neocomunistas para, por la vía democrática llegar al poder, luego grillar por la vía del referéndum -también vulgar cuando no tiene reglas y límites- para desmantelar al Congreso, golpear al poder judicial e imponer una dictadura socialista.

 

Los países latinoamericanos que deseen vacunarse (y deseo vehementemente que México también lo haga) contra las nefastas dictaduras comunistas, deben cambiar su constitución política, por una liberal en donde el Estado no pueda jamás aplastar a los ciudadanos, en donde se garantice -so pena de sanciones severas que incluyan hasta cárcel- que el equilibrio de poderes jamás se rompa. Asimismo, se debe establecer ciertos requisitos de preparación académica (conocimientos de derecho, economía, administración pública e historia) para quien desee ser legislador. No puede ser que al poder legislativo llegue cualquier politiquillo plebemócrata ó esclavo de oscuros intereses monopólicos. Sí, la política debe ser asunto de meritocracia, no de masas gritonas.

 

Finalmente, la reelección (diseñada con reglas claras para que no surjan las famosas “reelecciones indefinidas” que tanto daño han hecho a América Latina) debe establecerse para meter presión a los políticos y así rindan cuentas al ciudadano y no a sus cúpulas como sucede hoy en México.

 

Pero, ojo, insisto, si las constituciones no incluyen valores liberales (el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad), entonces los cambios en materia política (como la reelección) podrían incluso empeorar las cosas.

 

La vacuna contra el flagelo neocomunista pasa por blindar a las constituciones contra la esclavitud, por garantizar la plena libertad (y ello por supuesto incluye a la libertad económica) de los ciudadanos.

 

Por cierto, es de vital importancia cortar de tajo los programas marxistas que se enseñan en la mayoría de las universidades públicas latinoamericanas (los viejos comunistas dieron un golpe genial al introducir los valores marxistas en las aulas universitarias) que sólo generan peligrosos guerrilleros que, a nombre de la libertad, tantas veces han terminado por dar golpes a las democracias latinoamericanas haciéndolas caer en la esclavitud y que luego evolucionan en dictaduras militares asesinas.

 

Si en México prosigue triunfando la partidocracia, entonces esa será la debilidad contra la expansión neocomunista. Ya lo hemos visto en América Latina. Es necesario blindarnos. Por lo pronto, la partidocracia es la entrada perfecta al totalitarismo. Qué desgracia para México.

• Democracia mexicana

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus