Interamérica hoy
Jul 23, 2009
William Ratliff

La OEA y sus prácticas de República Bananera

La todavía no resuelta “crisis de la democracia” en Honduras no era tal crisis hasta que los extranjeros se entrometieron. Los intrigantes y sus motivaciones son la verdadera crisis.

La todavía no resuelta “crisis de la democracia” en Honduras no era tal crisis hasta que los extranjeros se entrometieron. Los intrigantes y sus motivaciones son la verdadera crisis. Han causado un berenjenal en Honduras, pero los estragos serán mayores cuando apunten contra países más grandes.

 

El principal provocador ha sido la OEA, dirigida por su secretario general José Miguel Insulza y respaldado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el secretario general de la ONU y otros organismos internacionales, tanto políticos como económicos.

 

Todos ellos rechazaron al nuevo “antidemocrático” e “inconstitucional” régimen hondureño, juramentado el 28 de junio, exigiendo la inmediata e incondicional restauración del expulsado presidente Manuel Zelaya. La OEA amenazó que, en caso de que no fuese restaurado Zelaya en los siguientes tres días, Honduras sería expulsada, lo cual hizo el 4 de julio, pero Honduras ya había renunciado al organismo.

 

Insulza, desde el primer momento, adoptó el camino de la confrontación, amenazas y polarización, pero lo verdaderamente vergonzoso no es que Insulza haya tenido motivos personales para actuar así, sino que todos los países miembros de la OEA lo apoyaran, convirtiendo al organismo en Organización de Estados Ovejas.

 

En primer lugar, es esencial y sencillo comprobar la legalidad de la expulsión de Zelaya y que no hubo un golpe militar. Como lo declaró el abogado hondureño Octavio Sánchez, cuando Zelaya ordenó realizar una encuesta sobre cambios al período presidencial, “disparó una disposición constitucional (Artículo 239) que automáticamente lo removió de su cargo”. Por lo tanto, no tenía que ser impugnado y destituido, ya que él mismo lo había hecho.  

 

Los militares lo sacaron del país, procedimiento legal pero que resultó ser un error por dar la apariencia de que se trataba de un golpe, lo cual ha sido manipulado y aprovechado al máximo por ideólogos que quieren a Zelaya de nuevo en el poder, para seguir avanzando en medidas autoritarias y populistas al estilo Chávez.

 

El mensaje proveniente de Honduras es que los organismos internacionales pueden hacer mucho daño con sus irresponsables y destructivas intromisiones en los asuntos de naciones independientes. La OEA no solamente fue el líder de los ataques sino que lo hizo de manera escandalosamente hipócrita, reafirmando su defensa de la “no intervención en los asuntos internos de otros Estados”.

 

Las directrices a seguir son:

 

1)      Acate la regla establecida pero ignorada de la OEA de no interferir en los asuntos internos de otros países miembros.

 

2)      Infórmese primero y no anuncie sanciones contra países si no sabe lo que está pasando.

 

3)      Reconozca que las constituciones y gobiernos existen para servir a ciudadanos y residentes con sus diferentes historias y tradiciones.

 

4)      No permita que políticos partidistas secuestren a sus instituciones y sigan las instrucciones de los pandilleros de Chávez.

 

5)      Si usted es tan ignorante que no sabe diferenciar entre un cambio de la constitución y un golpe militar, deje el periodismo y el análisis político.

 

Quienes están apostando a políticas bananeras son Zelaya, Insulza, Chávez, la ONU y la OEA, no el gobierno en Tegucigalpa.

 

___* Académico del Hoover Institution, Universidad de Stanford.

© www.aipenet.com

• Honduras


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...