MARTES, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2009
La actitud fascista de Felipe Calderón

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Artemio Estrella







“Lo que hasta ahora ha procurado Felipe Calderón en materia de seguridad no me ha gustado, me parece fascista. Me parece que las pocas libertades con que cuento en este país están cerca de verse menguadas.”


Pongámosle nombre. Si a Fidel Castro o a Hugo Chávez somos capaces de llamarlos dictador o tirano, a Felipe Calderón hay que llamarlo por lo que es o aparenta: un fascista.

 

Aún y que, según percibo, no se ha logrado contagiar el miedo ciudadano hacia el crimen organizado, tal parece que Felipe Calderón no se cansa de mencionarlo a cada momento y usando todo tipo de medios.

 

Ya lo veo en televisión con cientos de policías alrededor de él, lo escucho en la radio dando sus mensajes acerca de su lucha contra el crimen organizado. Recibo llamadas telefónicas, donde se me recuerda que el gobierno de Felipe Calderón está luchando en contra de las drogas (he recibido llamadas al Nextel, al celular y al teléfono de la oficina).

 

La parte mediática no lo es todo. Registro de celulares y una cédula ciudadana para controlarnos a todos. A mí realmente sí me tiene preocupado todo esto, pues los ciudadanos no contamos con respaldo legal para protegernos de un gobierno que ejerce un nivel de control de tal magnitud.

 

Me preocupa que el mensaje sea: tú, ciudadano, no tienes la capacidad de cuidarte solo, tienes que ser protegido, incluso de ti mismo.

 

Tal vez Felipe Calderón no sea el fascista que muchos de izquierda esperarían. Pero de que está sentando las bases para un futuro gobierno fascista, comunista o combinación de ambos, lo está haciendo.

 

Lo que hasta ahora ha procurado Felipe Calderón en materia de seguridad no me ha gustado, me parece fascista. Me parece que las pocas libertades con que cuento en este país están cerca de verse menguadas.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus