MIÉRCOLES, 17 DE FEBRERO DE 2010
Los PIGS

¿Usted cree que con la reciente disminución de la tasa objetivo del banco central se incrementará el crecimiento económico en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)

Arturo Damm
• Los dos problemas

Víctor Hugo Becerra
• Los nuevos enemigos de la Libertad


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“Los países del grupo conocido como los “PIGS” (Portugal, Irlanda, Grecia y España), enfrentan una grave situación que se ha manifestado con vehemencia a raíz de los problemas que ha enfrentado el gobierno griego para refinanciar durante este año una parte significativa de su enorme deuda interna y externa...”


Los países del grupo conocido como los “PIGS” (Portugal, Irlanda, Grecia y España), enfrentan una grave situación que se ha  manifestado con vehemencia a raíz de los problemas que ha enfrentado el gobierno griego para refinanciar durante este año una parte significativa de su enorme deuda interna y externa, misma que asciende al 125% del PIB. Grecia necesita refinanciar este año una cuarta parte de esa deuda y, aunque no es imposible, el refinanciamiento sí les está saliendo muy caro, teniendo que pagar primas por riesgo de default de hasta 6 puntos porcentuales. La enorme deuda acumulada por el gobierno griego es, obviamente, el resultado de haber instrumentado en el pasado una política fiscal notoriamente laxa, habiendo llegado el déficit fiscal el año pasado a representar el 13% del PIB.

 

Las dificultades económicas que enfrenta el gobierno griego y que ha requerido el apoyo de los demás países que conforman la zona Euro, premiando el mal comportamiento y generando en consecuencia un problema de riesgo moral hacia los otros países que también han seguido una política fiscal irresponsable, los PIGS particularmente, deja ver que estos países tienen un grave problema estructural que va más allá de los problemas fiscales, aunque el problema fiscal que estos enfrentan está íntimamente ligado al problema estructura que es la notoria rigidez de sus mercados laborales, mismo que también aqueja, aunque en menor grado, a los otros países europeos.

 

Los déficits fiscales de los PIGS, Portugal 9.3% del PIB, Irlanda 11.7%, Grecia y España 11.5, financiados mayoritariamente con deuda externa para financiar gasto internamente, es como si cada gobierno hubiese tenido a su disposición un banco central que les hubiese extendido crédito primario. El resultado es una apreciación del tipo de cambio real que les ha repercutido en una pérdida de competitividad en los mercados internacionales así como en significativos déficits en sus cuentas corrientes.

 

Como consecuencia de una expansión del gasto interno financiado con deuda externa, estos cuatro países pudieron solventar, transitoriamente, un incremento de los salarios reales sin que hubiese un correspondiente incremento en la productividad de la mano de obra. El resultado es que en la última década el tipo de cambio real se ha apreciado 5.7% en Portugal, 20.7% en Irlanda, 9.5% en Grecia y 14% en España.

 

Ante una situación fiscal insostenible, cada una de estas cuatro economías tiene que ajustar sus finanzas públicas pero además realizar un ajuste del ingreso de la mano de obra, habiendo solamente dos caminos para ello. El primero es reducir los salarios reales sea mediante una devaluación o una reducción de los salarios nominales; ambos están descartados porque no pueden devaluar por no tener una moneda propia (usan el Euro) y porque hay una notoria rigidez a la baja de los salarios nominales. El segundo camino para realizar el ajuste, el más costoso pero el único que queda, es un ajuste a través de cantidades es decir, un significativo aumento del desempleo así como un menor nivel de ingreso nacional y, por un tiempo, menor crecimiento económico.

 

México ha pasado varias veces por este camino al infierno, por lo que no hay que olvidar la importancia de tener  finanzas públicas sanas y un mercado laboral flexible. Lo primero más o menos lo tenemos; lo segundo, aun falta.

 

• Finanzas internacionales

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus