MIÉRCOLES, 14 DE JULIO DE 2010
Tragedias y accidentes

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Sergio Sarmiento







“Muchas veces los políticos son proclives a los grandes pronunciamientos y planes, pero no a tomar las medidas concretas que realmente funcionan como puede ser una disminución en el uso de los combustibles.”


Untitled Document

Parece que tenemos que empezar a habituarnos a que el agua se convierta en un enemigo constante a pesar de ser un aliado indispensable para mantenernos con vida. El noreste de nuestro país, que ha sufrido sequías prolongadas y constantes en las últimas décadas, hoy se enfrenta a una tragedia por exceso de agua que, paradójicamente, se ha manifestado en una aguda falta de agua potable en muchas poblaciones.

La naturaleza tiene siempre, por supuesto, comportamientos dramáticos que ocasionan tragedias humanas. Pero no hay duda que lo que hemos visto ahora en el noreste, y que en los últimos años hemos presenciado también en otros lugares del país, como Tabasco, es producto de un cambio climático que científicos tan notables, como el mexicano Mario Molina, ganador del Premio Nobel de química, han documentado de manera amplia y científica.

México, por supuesto, no puede evitar por sí solo el calentamiento global. Desde hace años los países de la ONU han venido realizando esfuerzos por llegar a acuerdos que permitan reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera que son consideradas el principal factor en este cambio climático. El próximo capítulo en los esfuerzos se llevará a cabo en la llamada Conferencia de las Partes (COP) 16 que tendrá lugar en diciembre en Cancún.

Pero lo curioso del caso es que mientras México hace esfuerzos por impulsar un acuerdo internacional, nosotros seguimos teniendo en lo interno políticas que tienen las consecuencias opuestas. En particular, mantenemos en México un subsidio a la gasolina que no sólo ha costado decenas de miles de millones de pesos del erario en los últimos años, los cuales deberían haber sido utilizados para otros propósitos, sino que ha promovido el uso inmoderado de combustibles fósiles.

Algo similar ocurre en Estados Unidos. Por una parte el presidente Barack Obama pronuncia discursos que buscan alertar en contra del calentamiento global. Además se lamenta públicamente de una tragedia como el derrame petrolero en el golfo de México. Al mismo tiempo que mantiene también precios de gasolina muy bajos en comparación con los de otros países desarrollados. La consecuencia inmediata de esta política es, por supuesto, promover una enorme demanda por gasolina. De hecho, Estados Unidos es el mayor consumidor del mundo de este combustible.

Hay desastres naturales y accidentes industriales que resultan inevitables, por supuesto. Pero en algunas ocasiones nosotros mismos creamos cuando menos una parte de las circunstancias que facilitan estas tragedias. Si tanto México como Estados Unidos tomáramos medidas para moderar nuestro consumo de combustibles fósiles tendríamos un mejor nivel de vida, le haríamos menos daño al ambientes, no sufriríamos las inundaciones devastadoras que han devastado en los últimos años a estados como Tabasco, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila y no tendríamos tantos accidentes como el derrame petrolero de la plataforma Deepwater Horizon de BP.

Desafortunadamente, muchas veces los políticos son proclives a los grandes pronunciamientos y planes, pero no a tomar las medidas concretas que realmente funcionan como puede ser una disminución en el uso de los combustibles.

• Calentamiento global • Gasolina

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus