JUEVES, 15 DE JULIO DE 2010
¿Qué hacer con la Secretaría de Gobernación?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Fernando Cota







“Son muchas las ideas que pueden surgir para crear un estado más eficiente y austero. No deberían dejarse de lado en los debates de reformas del estado.”


Untitled Document

Desde que Vicente Fox creó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Secretaría de Gobernación (SEGOB) se convirtió en una institución indefinida. La que hasta entonces era la secretaría más importante del gobierno federal concentrando las funciones de seguridad y operación política perdió muchas de las funciones de seguridad. Así, Santiago Creel fungió durante casi todo el sexenio como el operador político del gobierno dejando el quehacer de la seguridad a la nueva secretaría.

Sin embargo, durante el inicio de la presente administración la SEGOB parecía quedar huérfana de funciones. El secretario Ramírez Acuña no solo no recuperaba funciones en seguridad sino que la operación política quedaba en manos del Jefe de la Oficina de la Presidencia Juan Camilo Mouriño. No fue sino hasta que este fue nombrado secretario de Gobernación que la negociación política volvió a Bucareli.

En definitiva, estamos ante una secretaría cuyo contenido queda determinado por el titular de la misma. El reciente nombramiento de Francisco Blake parece indicar que se dará prioridad a la seguridad manteniendo la duplicidad de competencias con la SSP. Por otra parte, la llegada de Ruiz Mateos a la Oficina de la Presidencia no se ve como una señal de que esa institución se convierta en la cabeza política del gobierno.

Por ello considero necesario establecer una nueva configuración en el gobierno federal que dé claridad a esta confusa estructura. Mi propuesta consiste en la eliminación de las instituciones de la Jefatura de la Oficina de la Presidencia, la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Seguridad Pública para crear solamente dos:

  • La Secretaria de la Presidencia cuyo papel sea desarrollar la negociación política del gobierno y la asesoría al Presidente de la República. Para ello, integraría las funciones de la Oficina de la Presidencia además de las Subsecretarías de Enlace Legislativo y de Gobierno (actualmente en Gobernación)  y todas aquellas labores políticas que hasta ahora venía ejerciendo SEGOB. El secretario ejercería de esta manera una clara jefatura de gabinete.
  • La Secretaría del Interior cuyas funciones sean las de seguridad pública, protección civil, población, migración e inteligencia. De esta forma se equiparan sus funciones con los que tienen los Ministerios del Interior en diferentes países.

Con este cambio no solo se ganaría en certidumbre política. Se elimina la duplicidad de funciones en materia de seguridad y en materia de negociación política lo que daría una mayor coherencia a la labor del gobierno y permitiría reducir la burocracia,

No son nuevas propuestas de este tipo que buscan reconfigurar la organización del gobierno federal En torno a la discusión presupuestal del año pasado, el Presidente Calderón había propuesto precisamente la supresión de la SFP para convertirla en una contraloría de gobierno (por cierto, esta contraloría podría estar integrada en la hipotética Secretaría de Presidencia). Las otras dos medidas serían integrar la Secretaría de Turismo en la de Economía y la de Reforma Agraria en la SAGARPA.

Yo sería mucho más ambicioso eliminando las Secretarias de Economía y de Turismo para formar una Secretaría de Comercio Exterior y Turismo (SECET) que tratase los asuntos económicos internacionales del país dejando a los estados la promoción empresarial e industrial (facultad que ya tienen y utilizan duplicándose las competencias). Como estas, son muchas las ideas que pueden surgir para crear un estado más eficiente y austero. No deberían dejarse de lado en los debates de reformas del estado.

• Reforma del Estado

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus