LUNES, 27 DE SEPTIEMBRE DE 2010
Dos mentirotas defeñas

¿Usted apoya la revocación de mandato para el Presidente de la República y los gobernadores?
No
No sé



“Ideologías hay varias, ciencia económica solo una, cuyas leyes, como la de gravedad, funcionan en todo el mundo, no seguirlas genera miseria y escasez.”
Luis Pazos

Godofredo Rivera







“La semana pasada corrieron dos mentirotas en el Distrito Federal, una cínica y otra ridícula.”


Untitled Document

La semana pasada corrieron dos mentirotas en el Distrito Federal. Empiezo analizar la primera.

Marcelo Ebrard, Jefe de gobierno del DF, rindió su informe anual. Ya pensando en el 2012, Marcelo no tiene empacho alguno en mentir y mentir sobre los resultados y enfoques de su gobierno. Otra vez, como siempre, periodistas superficiales y bisoños haciéndole el juego (si no hay ingenuidad, entonces hay plena identificación ideológica con este candidato; al menos no mientan, señores periodistas estatólatras, y declaren a quién apoyan en realidad políticamente, como en su momento lo hicieron con el peje).

Marcelo afirma que el DF merece más recursos de la Federación por ser la entidad en donde se recauda el 52% de los impuestos a empresas y corporativos. A ver Marcelo, no confundas el pago de impuestos con generación de riqueza. En términos de generación de riqueza (no del cobro de impuestos) el DF no supera, como entidad, el 18% dentro del PIB nacional (datos de INEGI). Sí, es cierto, es una de las ciudades que en materia de servicios más riqueza genera en la República. Pero es resultado, no de la gestión perredista y menos de la administración de Ebrard. Ello es resultado del centralismo enfermizo histórico en el establecimiento de la ciudad capital, sea prehispánica ó de la época colonial.

El DF cobra la mitad de impuestos de corporativos no porque genere esa riqueza material en su territorio, sino porque, otra vez, gracias al centralismo burocrático, es en el mismísimo DF en donde buena parte de las grandes empresas declara sus impuestos a Hacienda. Así las cosas, no hagas trampa Marcelo. No exijas más dinero a la federación para tu campaña y para crear nuevos y múltiples programas populistas que luego incrementarán la presión fiscal sobre las clases medias.

Siguiendo con la mentirota, Marcelo afirma que gracias a sus programas sociales, la violencia del narcotráfico no se ha extendido al DF. Aclaremos. Es cierto, en términos de crímenes violentos del narco al estilo norteño, los defeños salimos mejor librados (ojo, sí hay ejecuciones violentas, pero por la magnitud del tamaño de la Ciudad de México, no queda claro cuáles son del fuero común y cuáles venganzas del crimen organizado), pero de ello a agradecer al populismo hay una gran distancia. El DF no es tierra de siembra de droga (en todo caso de drogas sintéticas), sino de lavado de dinero, si no ya estaríamos en materia de violencia como Chihuahua, Nuevo León ó Tamaulipas. Y otra aclaración: En el DF, la baja en delitos como el secuestro ó el robo de autos se ha debido principalmente a las acciones de la policía federal, especialmente en la época de Fox, y no de la policía local. Lo único rescatable de la policía defeña es haber dividido a la misma en tareas de, uno, combate a la delincuencia y, dos, en cuestiones de violaciones al reglamento de tránsito (lo cuál no empezó en la gestión de Marcelo). Por lo demás, la policía defeña deja mucho que desear (no por nada los capitalinos continuamos con el chiste de frase policiaca de “aorillese a la orilla,” ó “cáigase con una sorjuanita”).

Los programas “sociales” de Marcelo no son más que electoreros y populistas (red ángel). Ninguna izquierda moderna en el mundo defendería el tipo de subsidios abusivos que existen en el DF. Subsidio sin ton ni son (sin focalizar y temporalizar como lo haría una izquierda moderna) a madres solteras, a mujeres embarazadas, a personas de la tercera edad, a cualquier estudiante de bachillerato, aunque sea “burro,” a cualquier persona que se declare “pobre, ” a espectáculos carísimos que no son más que pan y circo, a crear playas artificiales, a pistas de patinaje sobre hielo, a transportes como el metro, y a un larguísimo etcétera, sólo han hecho del DF una de las entidades más endeudadas del país y con alzas abusivas impositivas a la clase media que habita en las delegaciones en que no gobierna el PRD. No por nada en el DF el desempleo, la economía informal, y la pobreza lejos de caer han aumentado. Ah, pero Marcelo ya exige más lana. Qué cinismo.

Y la infraestructura de la ciudad, del nabo. Parece que Marcelo no vive en el DF. Obras eternas que sólo generan cierre arbitrario de calles, múltiples avenidas con baches, calles y parques sin iluminación en las noches, “encharcamientos” frecuentes, manifestaciones que sólo joden a los defeños, son sólo una muestra de lo que Marcelo pasa por alto.

Bueno, pasemos a la siguiente mentirota: Con pretexto de un aniversario de la UNAM, su rector, José Narro, declara y presiona a los legisladores para otorgar mayores subsidios a dicha universidad. Y la mentira, afirmar que “la UNAM ha sido descuidada en materia presupuestal”. Vaya memoria cínica del rector. Perdón, pero a la UNAM se le han otorgado desde hace ya varios años subsidios y subsidios multimillonarios (el año presente nada más 24 mil millones de pesos, que en el próximo tal vez lleguen a los 27 mil millones), y la transparencia deja mucho que desear. Lejos de hacer un esfuerzo por venderse al mercado, por cobrar colegiaturas, por modernizar planes de estudio, especialmente en las áreas de ciencias sociales, por reducir a la onerosa burocracia, por eliminar el pase automático, etc., a las autoridades universitarias se les ha hecho fácil sólo estirar la mano. Se parecen a los mafiosos de la CNC. No entiendo, se dicen críticos del sistema, del gobierno y dependen de la ubre gubernamental. Qué ridículo.

Si la UNAM es el principal centro de investigación científica en México, ¿por qué no dominamos en creación de patentes a nivel mundial? ¿Por qué no ganamos con frecuencia premios nobel en ciencias? Sencillo, ello es cuestión de libertad económica, de calidad institucional, no de burocracias académicas privilegiadas que reciben recursos y recursos sin demostrar resultados productivos a cambio.

De mentiras y mentiras nos hartamos amigo lector. Aquí sólo le expongo dos. Perdón por aguar la fiesta.

• Populismo • Demagogia • Distrito Federal / CDMX • Marcelo Ebrard

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus