VIERNES, 8 DE OCTUBRE DE 2010
La deuda de los estados ¿bomba de tiempo?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Ya es hora que el Congreso Federal, más allá de compromisos partidarios, limite el endeudamiento de los estados y municipios, les obliguen a incrementar el porcentaje de ingresos propios y les exijan transparencia en sus finanzas.”


Untitled Document

Hace unos días el Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, señaló el peligro que representa el crecimiento explosivo de la deuda de algunos estados, también llamada “deuda subnacional”.

La falta de transparencia y de rendición de cuentas en varios estados los ha llevado no tan solo a gastar más de lo que reciben, sino a comprometer ingresos futuros a través de la bursatilización de lo que esperan recibir en años venideros. En los últimos 10 años, el Gobierno Federal logró reducir la deuda en relación al Producto Interno Bruto, pero varios estados la han agrandado irresponsablemente, como lo hiciera el Gobierno Federal en la década de los 70 y 80 del siglo pasado. De finales del 2008 a mediados del 2009, la deuda de estados y municipios aumentó en un 33%.

Más del 90% de los ingresos de los gobiernos estatales provienen de la recaudación del Gobierno Federal. Pasando por alto ese hecho, algunos gobernadores le exigen más recursos a la administración pública federal, mientras, por cuestiones populistas electorales, los diputados de su mismo partido, le piden al gobierno federal que baje los impuestos. Quieren más dinero de los impuestos y a la vez piden reducir los impuestos.

Ya es hora que el Congreso Federal, más allá de compromisos partidarios, limite el endeudamiento de los estados y municipios, les obliguen a incrementar el porcentaje de ingresos propios y les exijan transparencia en sus finanzas, sólo así podemos evitar que esa bomba de tiempo, que significan las deudas estatales, generen desequilibrio en la economía de México y provoquen la quiebra de algún estado y municipio, los que tendrán que ser rescatados por la Federación con dinero de los ciudadanos.

• Populismo • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus