MIÉRCOLES, 20 DE OCTUBRE DE 2010
El diputado y el narco

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“Cada uno parece estar violando la ley a su manera. En este momento quedan pocas dudas de que Julio César Godoy sí tiene vínculos con el narcotráfico. Pero también es claro que la PGR ha violado la ley para perseguirlo.”


Untitled Document

Cada uno parece estar violando la ley a su manera. En este momento quedan pocas dudas de que Julio César Godoy sí tiene vínculos con el narcotráfico. Pero también es claro que la PGR ha violado la ley para perseguirlo.

El diputado Godoy, medio hermano del gobernador de Michoacán y quizá el objetivo más importante del michoacanazo de mayo de 2009, goza en estos momentos de una cuestionable protección por el fuero legislativo. Si bien los juristas y jueces más importantes del país se han cansado de decir que el fuero sólo protege a los legisladores por la expresión de ideas, la verdad es que ninguna autoridad se atreve a ponerle un dedo encima a un legislador sin pasar primero por el proceso de desafuero.

Por lo pronto Godoy parecía sentirse muy tranquilo después de haber entrado subrepticiamente en el Palacio Legislativo de San Lázaro para tomar protesta como diputado federal. El que la PGR haya pedido a la sección instructora que iniciara el proceso de desafuero no le quitaba la sonrisa de la boca.

Lo que sí lo hizo fue la filtración de una aparente conversación telefónica entre él y el narcotraficante Servando Gómez Martínez, mejor conocido como La Tuta. Si bien Godoy había negado conocer a La Tuta, la grabación muestra que hasta compadres se decían. La Tuta al parecer dio todo el apoyo a Godoy para su campaña a la diputación federal y el político además se quejó de los comentarios que sobre él había hecho un periodista de Michoacán que supuestamente estaba en la nómina de La Tuta.

En una conferencia de prensa posterior, y ya sin la sonrisa que lo había caracterizado en los últimos días, Godoy dijo que la grabación había sido desestimada como prueba por el juez. Pero no negó que fuera verdadera.

Hasta donde podemos ver, Godoy mintió originalmente cuando negó –por ejemplo, al periodista José Cárdenas en una entrevista radiofónica—conocer a La Tuta. La grabación es contundente: no sólo se conocían sino que además La Tuta apoyó su campaña.

Godoy dice que el juez no admitió la grabación en su juicio. Pero la verdad es que el juicio todavía no ha empezado ya que la PGR no ha podido todavía cumplir la orden de aprehensión que pesa contra él. Es posible, sin embargo, que la grabación no sea admitida como prueba. Si la intercepción hubiese sido hecha legalmente, con una orden judicial previa, seguramente la PGR ya habría encontrado alguna forma de difundirlo.

Tenemos así un caso complejo. Godoy parece culpable de cuando menos una colaboración con La Tuta. El que su conciencia no estaba limpia queda de manifiesto en el hecho que mintió al decir que no conocía al narcotraficante. La PGR, sin embargo, también parece haber violado la ley al realizar una intercepción telefónica sin una orden judicial. Y más aún al filtrar la grabación al programa de radio de Carlos Puig. ¿O alguien duda que haya sido la PGR la que filtró la grabación?

• Drogas • Fuero

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus