VIERNES, 24 DE FEBRERO DE 2006
La democracia ¿pleitos y denuncias?

Según usted, ¿cuál es el factor que más está incidiendo en la depreciación del peso?
Trump / Elecciones EU
El desorden fiscal
El temor a una alza de tasas de interés en EU
El precio del petróleo
Otro



“Los recursos son escasos: el gobierno debería invertir en la producción de riqueza, no gastar en la satisfacción de necesidades. Es éticamente justo y económicamente eficaz.”
Félix de Jesús

Luis Pazos









“La democracia no sólo implica elecciones limpias y candidatos tratando de convencernos de que son los mejores, sino ciudadanos preparados para discernir entre diversas visiones, programas y versiones.”


Hay quienes miran con decepción el nuevo ambiente de democracia en México. Con frecuencia aparecen en los periódicos denuncias, acusaciones y escándalos donde se ven involucrados gobernantes y miembros de los diversos partidos. Ahora, dicen algunos, hay más corrupción y comportamientos deshonestos que antes. ¡Falso! en el pasado todos los gobernantes, por ser del mismo partido y grupo, se tapaban con la misma cobija, ahora se dan hasta con la cobija.

 

Cada partido está pendiente de cualquier conducta dudosa de los demás para denunciarlo. Aunque en ocasiones las denuncias son exageradas o calumniosas, como me ha tocado padecer, es mejor este ambiente al anterior, en que las corruptelas, deshonestidades, arbitrariedades y excesos quedaban impunes, pues nadie los denunciaba y pocos las conocían.

 

Es cierto, hay quienes denuncian para generar escándalos, a sabiendas que aunque después se sepa que fueron falsas las denuncias, ya se sembró la duda. En épocas electorales se pueden perder simpatizantes y votos por acusaciones sin fundamento, cuyas aclaraciones no tienen la misma cobertura que la acusación.

 

Como ciudadanos debemos prepararnos para ese ambiente propio de las democracias. Distinguir la verdad de la calumnia, situar la acusación en su dimensión real e identificar la calidad moral de los acusadores, pues es frecuente ver al burro hablando de orejas; al corrupto, de honestidad y al mentiroso de verdades. Se nos presentan como programas novedosos los que ya fracasaron en décadas anteriores. La democracia no sólo implica elecciones limpias y candidatos tratando de convencernos de que son los mejores, sino ciudadanos preparados para discernir entre diversas visiones, programas y versiones.

 

La democracia no ha tenido los efectos deseados en muchos países de centro y Sudamérica debido a que los ciudadanos no se han preparado ni le dedican suficiente tiempo a razonar sobre a quien creerle. Si cuando adquirimos una televisión comparamos precios, marca, calidad y pensamos antes de decidir, pues si nos equivocamos perdemos dinero, en el caso de una decisión errónea en la elección de un candidato a presidente, las consecuencias serán una reducción de salario, del patrimonio y de libertades para nosotros y nuestros hijos.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus