JUEVES, 13 DE ENERO DE 2011
¿Son sustentables y competitivas las actividades primarias del estado de Sonora? (I)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Edgar Piña







“El modelo de producción agrícola y ganadera del estado, a la luz de argumentos económicos, sociales y ecológicos, hace muchos años perdió su racionalidad, si es que acaso tuvo alguna.”


I. Planteamiento

El estado de Sonora adquirió a mediados del siglo pasado una especie de fama nacional que lo caracterizó como agrícola y ganadero.

Cobijado por o a la sombra de un régimen presidencial autoritario y paternalista, bajo la racionalidad de un discurso revolucionario y nacionalista, se generó un modelo de explotación agrícola y ganadera que representó la mayor proporción del producto interno por algunas décadas, posibilitó el crecimiento urbano y un dinamismo moderado de la agroindustria en la franja costera, principalmente.

Este modelo de producción, llevado a la condición de mito por las mismas políticas que lo apuntalaban, facilitó también la formación y concentración en pocas familias de respetables capitales, cuyo destino de inversión siempre ha sido un misterio y que no ha sido en el propio sector a juzgar por lo que es visible.

Si bien en sus mejores tiempos este modelo de producción agrícola y ganadera, fue la base -junto a otros sectores igualmente estratégicos como la pesca y la minería, y más recientemente la acuacultura-, para construir el Sonora urbano, industrial y de servicios que es hoy, al paso de los años esta forma de producir ha demostrado su incapacidad de ofrecer al resto de la economía los impulsos necesarios para agregar valor a nuestras mercancías y servicios, aprovechar el capital humano, tecnológico y financiero disponible y colocarse en posición competitiva en los mercados globales.

No obstante ser vecinos del suroeste de los Estados Unidos y con casi 600 kilómetros de frontera con Arizona, la vinculación económica con nuestros vecinos está muy alejada de su potencial, siendo lo más significativo de la relación las importaciones y exportaciones de la industria maquiladora y el consumo de los sonorenses en los centros comerciales del sur de dicho estado.

Por su parte los agricultores de Sonora, exportan volúmenes importantes de productos agrícolas, en presentaciones a granel y sin ningún valor agregado, mientras que los ganaderos son fundamentalmente exportadores de becerros, lo cual significa exactamente lo mismo, es decir, que no son capaces de diseñar y aplicar competitivamente las estrategias indicadas para integrarse con la industria y los servicios y agregar así valor al esfuerzo productivo.

Continuará...

• Economía regional

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus