JUEVES, 27 DE ENERO DE 2011
Licitación vergonzosa

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Sergio Sarmiento







“Ahora resulta que a alguien se le ocurrió borrar la grabación. Pero si esto realmente sucedió, revelaría una acción dolosa por parte de alguien en la Cofetel.”


Ahora resulta que a alguien se le ocurrió borrar la grabación. Pero si esto realmente sucedió, revelaría una acción dolosa por parte de alguien en la Cofetel.

La licitación 21 de la banda de 1.7 gigahercios del espectro radioeléctrico ha generado una de las mayores controversias en el campo de las telecomunicaciones en los últimos tiempos. Resulta que las autoridades de la Cofetel y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes impidieron que se registraran rivales a un grupo encabezado por Nextel y que incluía a Televisa. Esto le permitió a este grupo obtener el espectro que se licitaba a un precio muy inferior al que tuvieron que pagar otras empresas por espectro similar.

Las presiones deben haber sido muy fuertes en el interior de la Cofetel para darle el espectro a Nextel. Tres de los cinco comisionados o votaron en contra o se abstuvieron de participar en la licitación. Esto quiere decir que Nextel obtuvo la concesión con solo dos votos dentro de un organismo de cinco miembros.

La entrega final de la concesión se hizo a pesar de que la empresa Iusacell (parte de Grupo Salinas al cual también pertenece Vértigo) tenía un amparo que impedía que esto ocurriera. Los abogados de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes llegaron al extremo de negar que la dependencia tuviera su domicilio en el lugar en que siempre ha estado y donde el propio secretario despacha.

El IFAI ha venido solicitando desde hace tiempo que la Cofetel dé a conocer el audio de la reunión en la que se decidió dicha concesión. Las reuniones de la institución en principio deberían ser públicas, pero la Cofetel se ha negado de forma sistemática a revelar lo que pasó.

En un principio se clasificó este audio como reservado por 12 años, lo cual habría impedido a cualquiera tener acceso a él hasta que el tema hubiese dejado de tener interés jurídico. Ésta es una forma muy usual en que los políticos ocultan hechos que los avergüenzan o pueden generarles problemas. El IFAI, sin embargo, rechazó los argumentos de la Cofetel, la cual, en vez de entregar el audio, argumentó que alguien lo había borrado.

El IFAI mantiene la posición de que el audio de la sesión de la Cofetel debe ser entregado. Si algún funcionario lo borró, entonces incurrió en una responsabilidad legal y debe ser sancionado. Hasta este momento la Cofetel no ha respondido a este último requerimiento del IFAI.

Todos los indicios señalan que la licitación 21 fue diseñada específicamente para entregar la concesión al grupo encabezado por Nextel. Los propios funcionarios de la Cofetel y de la SCT afirman que esto se hizo para promover una mayor competencia en el sector. Lo interesante es que Televisa, la empresa que era realmente nueva en la telefonía celular, decidió ya separarse del grupo.

Claramente algo debe preocupar a la Cofetel o a la SCT en este proceso que han hecho tantos esfuerzos por mantenerlo oculto. Si la licitación hubiera sido tan transparente como dicen, no habría entonces objeción para que se conocieran públicamente todos sus detalles.

• Competencia • Telecomunicaciones • Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus