VIERNES, 28 DE ENERO DE 2011
Estados ¿Endeudamiento irresponsable?

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Luis Pazos







“En México, con el siglo XXI empezamos un proceso de democracia y rendición de cuentas a nivel federal, pero en varios estados de la República todavía subsisten los gastos sin justificación y la impunidad ante los desvíos del dinero público.”


En la primera década de este siglo la inflación de un año es parecida a la que teníamos en dos semanas o menos en algunos años de los 70, 80 y 90; la devaluación actualmente ya no es un problema económico que preocupe a inversionistas y ahorristas, en tanto en el siglo pasado fue un azote en varias décadas.

¿Cómo se superaron esos desequilibrios?

En el gobierno federal se introdujeron candados para evitar los altos déficit presupuestales, se incorporaron leyes para transparentar el gasto y se abrió la información de las finanzas y gastos del gobierno federal a los ciudadanos a través del IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información); sin embargo, la mayoría de esos cambios no se aplicaron en los estados cabalmente. La gran preocupación ahora es la opacidad y el crecimiento irresponsable de las deudas en varios estados.

El PRI, que gobierna la mayoría de los estados, se ha opuesto en el Congreso Federal a que se les pidan cuenta a los gobernadores, la mayoría de los cuales con la excusa de que son soberanos gastan arbitraria y discrecionalmente. Varios estados siguen gobernados como en el siglo pasado, sin límites ni contrapesos. Utilizan dinero gubernamental para ganar elecciones, comprar el silencio de algunos diputados y de no pocos medios de comunicación locales para que callen sus excesos.

En México, con el siglo XXI empezamos un proceso de democracia y rendición de cuentas a nivel federal, pero en varios estados de la República todavía subsisten los gastos sin justificación y la impunidad ante los desvíos del dinero público. Varios gobiernos estatales en la primera década de este siglo no sólo dispusieron arbitrariamente de lo que le transfirió la Federación, sino dejaron hipotecados a sus estados a través de deudas que comprometen los impuestos de futuras generaciones.

• Problemas económicos de México • PRI

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus