JUEVES, 24 DE MARZO DE 2011
Energía limpia

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Sergio Sarmiento







“Algún día comprenderemos que toda forma de energía tiene un costo. Pero ninguno es tan alto como el dejar a la humanidad sin fuentes de energía. Ojalá los activistas lo entiendan.”


“¿Y qué es un hombre sin energía? Nada, absolutamente nada.” Mark Twain

El mundo quiere encontrar una fuente de energía limpia, pero poco a poco se da cuenta de que ésta sólo se encuentra en los cuentos de hadas.

Cuando el carbón empezó a ser utilizado como medio de calefacción, y posteriormente como combustible para barcos y ferrocarriles, nadie se preocupaba por el hecho de que emitía negras nubes de humo. Más tarde, cuando la gasolina y el diesel reemplazaron al carbón, la gente pensó que estos combustibles representaban un avance enorme. Pasó mucho tiempo antes de que se conocieran los efectos de los contaminantes menos visibles que emitían. Lo mismo pasó con el gas.

La energía nuclear fue vista en un principio como el impulso de una nueva era de productividad sin barreras, sólo para convertirse después en fuente de pesadillas pobladas por niños con cáncer o malformaciones. El rechazo de la energía nuclear popularizó nuevamente a los hidrocarburos, hasta que alguien se percató de que las emisiones a la atmósfera estaban calentando el planeta.

Los activistas verdes impulsaron nuevos tipos de combustibles renovables. Pero nos dimos cuenta de que el biodiesel, el etanol y otros combustibles extraídos de plantas despojan a los más pobres de alimentos y su contaminación ambiental es igual o peor que la de los hidrocarburos.

El viento fue propuesto como una solución, sólo que habría que cubrir toda la superficie del planeta con altos, feos y zumbadores molinos para producir apenas una porción de la energía que el mundo necesita.

Las marea y las emanaciones de los géiseres fueron consideradas también como una solución a los problemas de energía, pero su posible generación es insuficiente para cubrir las necesidades de la humanidad.

El gas regresó un tiempo por sus fueros, especialmente cuando se hizo evidente que podría obtenerse de abundantes yacimientos en rocas de esquisto. Esto hizo que su precio cayera en el mercado en un momento en que el petróleo crudo ha subido de manera incontenible. Pero resulta que la extracción de este gas de esquisto requiere de enormes cantidades de agua y hoy sabemos que ésta puede contaminar los acuíferos.

El gas licuado, de fácil transporte y que se regasifica para su distribución y consumo, es aplaudido por todos, sólo que nadie quiere tener una planta de regasificación cerca de su hogar. El petróleo crudo, mientras tanto, ha generado nuevas resistencias tras el derrame del pozo de BP en el golfo de México en 2010.

Ante estos problemas, la energía nuclear estaba recuperando terreno. Pero los daños generados por el terremoto del 11 de marzo a los reactores del norte de Japón la han vuelto nuevamente un tema tabú.

Algún día comprenderemos que toda forma de energía tiene un costo. Ninguno es tan alto, sin embargo, como el dejar a la humanidad sin fuentes de energía. Si realmente los activistas logran prohibir todas las formas de energía, porque todas tienen algún problema, o si sólo permiten aquellas que no pueden cubrir las necesidades de la humanidad, veremos un aumento brutal de la pobreza extrema y empezaremos a presenciar guerras entre pueblos por la obtención de alimentos básicos, como ocurrió de manera constante en la historia.

Si aceptamos que hay costos inevitables en el uso de los energéticos, y seguimos usando la tecnología para reducirlos, tendremos mejores posibilidades de construir un mundo mejor. Estos energéticos que hoy consideramos nuestros enemigos nos han ayudado a rescatar a miles de millones de seres humanos de la pobreza, pero también a tener un mundo más limpio del que teníamos con anterioridad.

• Ambientalistas • Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus