Otros artículos
May 12, 2011
R. Eduardo Caccia M.

Ciudadanos de primera

Si queremos unos políticos de primera, empecemos a ser ciudadanos de primera, respetando y haciendo respetar las leyes y reglamentos.

“Los pueblos tiene los gobiernos que se merecen.” G.M.de Jovellanos

“Existe una nueva generación de políticos de cuarta” fue hace tiempo la página central de un semanario de mi localidad y hoy podría ser el titular de una página principal.

Cuando las instituciones y las reglas formales e informales que las leyes y la costumbre establecen para el comportamiento social de los individuos son rebasadas por la serie de violaciones a los códigos de conducta, reflejan en gran medida el deterioro de los sistemas educativos, tanto formales como informales, traduciéndose en el pisoteo impune de reglamentos por parte tanto de la sociedad como de la autoridad que se niega a aplicar las sanciones correspondientes.

Exigir nuestros derechos es alzar la voz y colocarnos en una primera fila de Ciudadanos de PRIMERA, cumplir con nuestras obligaciones es sustentar nuestro derecho a esa primera fila.

¿Exigimos nuestros derechos y cumplimos con nuestras obligaciones?

¿Queremos unos políticos de PRIMERA?

Los políticos también son ciudadanos, son de carne y hueso (a veces mucho hueso), como nosotros, salen de nuestras colonias, son parte nuestra, ¿cómo es que son políticos de cuarta?, ¿qué no habrá dentro de los ciudadanos de primera (porque debe haber ciudadanos de primera), políticos?

La triste realidad es que el comportamiento cívico de nosotros los ciudadanos deja mucho que desear. Si queremos unos políticos de primera, empecemos a ser ciudadanos de primera, respetando y haciendo respetar las leyes y reglamentos.

A manera enunciativa, no limitativa:

Poner la basura en su lugar no es difícil, ser amables al manejar nuestros automóviles no es difícil, conducir a la velocidad permitida no es difícil, permitir la circulación de otros no es difícil, respetar las banquetas para el tránsito peatonal no estacionando sobre de ellas nuestros autos no es difícil, respetar el derecho de los demás verdaderamente no es difícil, sobre todo pensando que alguna vez nosotros pudiéramos ser los demás, participar en las decisiones de nuestra colectividad no es difícil, es cuestión de voluntad. Hay tantas cosas que pudiéramos hacer para ser ciudadanos de Primera.

Si no queremos políticos de cuarta, seamos ciudadanos de Primera, para que de ahí salgan los políticos de Primera que queremos. ¡MEREZCAMOS UN GOBIERNO DE PRIMERA!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Tasa de interés
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro