Jaque Mate
May 19, 2011
Sergio Sarmiento

Incongruencia

Si las drogas van a seguir prohibidas, lo lógico es que se aplique el mismo rigor en su combate en Estados Unidos que el que tenemos hoy en nuestro país. De otra manera vale la pena que los especialistas consideren cuáles serían las reglas de uso que beneficiarían la sociedad. Pero habría que exigir que éstas, cualesquiera que sean, se apliquen de forma congruente no sólo en México o en Colombia sino también en los Estados Unidos.

Tiene razón el presidente Felipe Calderón cuando señala, como lo hizo el 12 de mayo en el Council of the Americas en Washington, que Estados Unidos mantiene una posición incongruente sobre las drogas.

El gobierno estadounidense presiona constantemente a México para que redoble los esfuerzos en una guerra que, nada más en el actual sexenio, ha dejado más de 40 mil muertos en nuestro país. Al mismo tiempo, varios estados de la Unión Americana, entre ellos, California, permiten el uso de la marihuana para propósitos medicinales.

Incluso las películas de Hollywood, se quejó el presidente en Washington, presentan a atractivos y exitosos personajes utilizando drogas sin ningún problema para su salud o para su vida personal. La idea de que en esta guerra México pone los muertos y Estados Unidos los consumidores se comprueba cada vez más en los hechos.

El presidente Calderón está también en lo cierto cuando señala que México no puede legalizar la marihuana ni ninguna otra droga por sí solo. El mercado relevante es Estados Unidos. La legalización, en caso de que ésta se dé, tiene que empezar por ahí.

La Unión Americana, desafortunadamente, está presa de sus propias contradicciones. Mantiene una prohibición global a la marihuana a pesar de que ésta se utiliza cada vez más como eficaz instrumento para combatir el glaucoma o las náuseas que provoca la quimioterapia. Muchos estadounidenses señalan, por otra parte, que la marihuana y la cocaína producen menos muertes que el alcohol, por lo que parece insensato prohibir éstas y no las bebidas alcohólicas.

La actual prohibición, además, resulta paradójica cuando se sabe que el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, usó drogas en su juventud, como lo hizo el ex presidente Bill Clinton. Sin embargo, casi ningún político estadounidense se atreve a respaldar los esfuerzos para una legalización total o parcial de las drogas debido a que teme perder votos de un electorado conservador.

El problema para México es que en este tema los mexicanos no tenemos ni voz ni voto. El debate se dirime por completo en la Unión Americana, aunque México sea la mayor víctima de la guerra contra las drogas.

Ha hecho bien el presidente Calderón en llevar la discusión a la propia capital del imperio. Quizá no hay soluciones de corto plazo en una guerra que está afectando de manera muy importante a nuestro país. Pero los mexicanos tenemos la obligación cuando menos de llevar la voz de la razón a la nación cuya demanda por drogas está generando los problemas en nuestra tierra.

Si las drogas van a seguir prohibidas, lo lógico es que se aplique el mismo rigor en su combate en Estados Unidos que el que tenemos hoy en nuestro país. De otra manera vale la pena que los especialistas consideren cuáles serían las reglas de uso que beneficiarían la sociedad. Pero habría que exigir que éstas, cualesquiera que sean, se apliquen de forma congruente no sólo en México o en Colombia sino también en los Estados Unidos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante