Otros artículos
Jun 7, 2011
R. Eduardo Caccia M.

Gobierno

Hemos hecho y tolerado un Gobierno redistributivo, que recauda mayores impuestos progresivos, que “quita a unos para darlo a otros”, un Gobierno paternalista del cual queremos nos resuelva todos nuestros problemas y al cual culpamos como causante de todos nuestros males, un Gobierno médico, maestro, constructor, importador, exportador, banquero, monopolista, juez y parte, etc. haciendo de todo, menos gobernar.

“Es más fácil hacer leyes que gobernar”.- León Tolstoi
“Gobernar es rectificar”.- Confucio
“El mayor peligro de los gobiernos es querer gobernar demasiado”.-Conde de Mirabeau.

Gobierno.- Acción y efecto de gobernar o gobernarse y cómo sinónimo, dirección, mando, autoridad.

Gobernar.- Conducir, administrar, dirigir, arreglar.

Estas definiciones de Gobierno y Gobernar, en mi opinión, son tan indefinidas que reflejan fielmente lo que diariamente acontece en nuestro país.

Mi intención fue buscar una explicación a la forma en que se gobierna, a ver si en el significado de las palabras encontraba la respuesta.

Autoridad es poder legitimo (conforme a la ley). Administrar es servir. Conducir es guiar. Dirigir es encaminar, aconsejar. Arreglar es apegarse a la regla o norma.

Utilizando los conceptos anteriores, cada uno de nosotros, podríamos hacer un pequeño análisis sobre lo que en nuestra opinión es o está haciendo nuestro gobierno.

La autoridad representada por los Gobernantes, ¿es legítima? para mi, la respuesta es SI, ya que fueron electos por una mínima (no nimia) mayoría, si se quiere, pero mayoría al fin.

El Gobierno (aquí incluyo todo el aparato burocrático) ¿nos está sirviendo?, creo que No, el aparato está obeso y no tiene la más remota idea de qué son “servidores públicos”, quiere “…gobernar demasiado”.

Los Gobernantes ¿nos están guiando?, posiblemente si, pero no es muy claro a donde.

El Gobierno en general ¿nos está encaminando y aconsejando? o está queriendo hacer cosas que a los gobernados nos corresponde hacer; todas, absolutamente todas las empresas estatales y paraestatales, intrínsicamente no deben ser función de gobierno.

Se gobierna apegado a las reglas o normas, probablemente si, pero hay tantas reglas y normas que es una verdadera confusión que produce inamovilidad y quizás por ello que los gobernados claudicamos y cedimos al Gobierno el derecho y la obligación de ser responsables y claro, es más fácil exigir a otros la solución de nuestros problemas, aunque no tengamos la respuesta o ésta siempre sea insatisfactoria.

El Gobierno nace cuando la Sociedad, (entendiéndose a ésta cómo “el conjunto de relaciones que, voluntariamente, se establecen entre los seres humanos, por las cuales estos logran elevar su nivel de bienestar”.- A. Damm) rebasa sus limites y requiere de una autoridad que limite la libertad de unos sobre otros 

Hemos hecho y tolerado un Gobierno redistributivo, que recauda mayores impuestos progresivos, que “quita a unos para darlo a otros”, un Gobierno paternalista del cual queremos nos resuelva todos nuestros problemas y al cual culpamos como causante de todos nuestros males, un Gobierno médico, maestro, constructor, importador, exportador, banquero, monopolista, juez y parte, etc. haciendo de todo, menos gobernar.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante