VIERNES, 29 DE JULIO DE 2011
El PRI, ¿Ahora sí a las reformas?

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Ojalá la promesa de Moreira de aprobar las reformas energética y laboral sean ciertas y no terminen, como en el 2008 en materia energética o en 2010 en materia laboral, sin resultados.”


El presidente del PRI, Humberto Moreira, habló sobre la participación de su partido en las reformas que necesita México para crecer y crear más empleos. Dijo que antes de las elecciones del estado de México, Nayarit y Coahuila, estaban abocados a ganarlas y no a aprobar las reformas. Pero pasadas esas elecciones, el PRI le entraría a las reformas.

Ojalá el partido que comanda el profesor Moreira, sí le entre, pero en serio, después de 10 años de obstaculizarlas. Y que no salga con “un parto de los montes”, como sucedió en el 2008 y 2010. En el 2008, el PRI mediatizó las iniciativas que pretendían introducir los contratos de riesgo, abrir PEMEX a la inversión privada en las refinerías e introducir una mayor transparencia en el manejo de esa paraestatal, tal como hizo Brasil y Colombia. Al final, la reforma que se consensó, sólo sirvió para aumentar la burocracia en PEMEX.

En el 2010, el PRI se comprometió a sacar adelante la Reforma Laboral para incentivar que millones de pequeñas y medianas empresas crearan empleos. Primero no aceptó la del PAN. Después presentó la suya. El PAN se adhirió al proyecto del PRI y al final el PRI se echó para atrás y no aprobaron nada. Dijo “después”.

Ojalá la promesa de Moreira de aprobar esas reformas, sean ciertas y no terminen, como en el 2008 en materia energética o en 2010 en materia laboral, sin resultados. Si las quieren sacar debe ser ya, sino pronto pondrán de excusa, como lo han hecho en toda esta década, de que “no es el momento”… y que hay que esperar a que pasen las elecciones del 2012. Si terminan así, se cumplirán las tesis del libro ¿Quién manda en México?, en el cual afirmamos que la estrategia del PRI es llegar al 2012 con un ambiente de inseguridad, de bajo crecimiento y desempleo, para que el elector piense que regresar al pasado es una opción para los mexicanos.

• PRI • Reforma energética • Reforma laboral

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus